Ahora

Bladimir Díaz @bladimirdiaz / De las proclamas y otras realidades

Comenzaremos por decir que la política como la economía son de las ciencias más envilecidas y vilipendiadas que el ser humano haya desarrollado. De las razones científico técnicas se hacen aseveraciones, en la mayoría inverosímiles, y que se argumentan luego sin razón técnica científica como ciertas.

Recién nos topamos con la proclama, como muchas otras grandilocuentes, que rompen con la estructura medianamente lógica que justifica o describe nuestro entorno. Proclamas hechas gobierno que aseguran que con mayores controles se puede alimentar a toda una población. En este caso una que apenas cubre unos 30 millones/siete mil millones que se estima viven en el planeta tierra.

Debemos señalar que no es la primera vez, y seguro no será la última. Y de las rupturas con la realidad, tampoco. Los delirios de pocos es la realidad de muchos, allí donde se impone la visión errada del socialesclavismo en cualquiera de sus versiones: socialismo utópico, socialismo científico, estatismo, populismo, teoría de la liberación, nacionalsocialismo, comunismo, fascismo, bolchevismo, menchevismo, marxismo, leninismo, maoísmo, y en cualquiera de sus personificaciones:, Hitler, Mussolini, Marx, Engels, Mao, Stalin, Perón, Chávez, Obama, Clinton, Guevara, Sandino, Bergolio, Fidel Castro, Lenin; hasta parece la  lista de los malos es más que la de los buenos.

En la medida que no entandamos la realidad, ella tercamente nos va a golpear. Como las sabias mujeres de las casa siempre han dicho: “si te pones te van a dar”. Pues mañana te dirán que es uno u otro que va a resolver y resolverte todo. Siempre en busca de un culpable de tu situación, van a perseguir o perseguirte. Normalmente vamos detrás de ellos; normalmente los más talentosos o menos ovejas; O simple, del chivo expiatorio que les reconforte ver como es perseguido y aniquilado

Las proclamas escapistas y otras realidades hacen presencia en nuestra vida diaria e histórica. Hoy se sabe que el libre cambio se gestó en Salamanca y los reyes españoles la proclamaron en sus Partidas y/o constituciones, desde el siglo XII; las primeras de independencia en las regiones meridionales, todas eran librecambistas. Sin embargo, han impuesto un modelo y metodología perversa, aumentado por la locura estatista. En nombre de unos libertadores, cuya memoria mancillada, suena perversa ante la miseria que en su nombre han impuesto los socialesclavista.

Sólo para la reflexión, como colofón y corolario de hoy, en 1607 en nuestra Maracaibo natal, Don Francisco Ortiz y  doña Inés de Bastos donaron un terreno para la construcción de un hospital, que con el tiempo sería el Hospital Central de Maracaibo, con epónimo “Urquinaona”, que por más de 350 años (de sus 410) funcionó no sólo como hospital, sino como centro docente, asiento y promotora de las artes y las ciencias en manos privadas bajo la administración de la iglesia  como señal de su sentido humano, y que desarrolló la entidad de la Beneficencia pública , teniendo como base o fuente financiera la lotería (del Zulia). Todas hoy con sentido estatista, quebradas y desviadas de su razón primaria y primigenia. Todas en manos del socialesclavismo, de sus proclamas y sus realidades, sino pueden preguntar a los maestros Antonio Gómez Espinoza y  Juan Besson

Bladimir Díaz Borges

Si quieres seguir nuestros contenidos

@bladimirdiaz

Difusión científica por

@revistanegotium / @revistaorbis / @fundacionunamun

Tags: