Ahora

Burro diciéndole a conejo orejón / por Lester Toledo @LesterToledo

Esa fue la primera idea que se nos vino a la mente cuando vimos a un convicto narcoterrorista acusando de terroristas a quienes han sido víctimas de esta dictadura.

Siempre el mismo guión, este régimen es predecible, cada vez que se acercan a una derrota electoral o ante una coyuntura desfavorable,  sacan de la manga un nuevo plan desestabilizador, un ataque terrorista o atentado, y casi con los mismos protagonistas y las mismas pruebas.

Con lo que nunca cuenta el régimen, pero que es igual una constante ante este trillado guión, es la falta de credibilidad de sus voceros.

Tareck El Aissami, funcionario del régimen de Maduro, de comprobados nexos con el narcotráfico y el terrorismo internacional investigado por la Oficina de Control de Bienes Extranjeros del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, fue el portavoz de esta nueva olla cobarde, que pretende involucrar a nuestro hermano Leopoldo López en un presunto nuevo plan desestabilizador.

En este plan repiten en el guión los nombres de Leopoldo López, de Oscar Pérez, mencionan a nuestro partido, usan el habitual testimonio grabado de un desconocido y vuelven con sus montajes telefónicos. El resultado, es una vulgar olla presentada por un portavoz de extremada dudosa credibilidad, con un solo propósito, desestimular el voto, porque saben que es el voto de los ciudadanos el que le dará la estocada final a esta dictadura que tanto mal ha hecho.

Y estas ollas cobardes son tácticas de regímenes totalitarios que, sabiéndose en riesgo, recurren a estas acciones que buscan debilitar la fuerza de la voz soberana expresada en el voto.

De eso se trata esta olla cobarde o ironía, que pretende involucrar a un preso de conciencia, como lo es Leopoldo López, aislado y bloqueado por la vía judicial, en presuntas conversaciones telefónicas y en planes fantasmas.

Nadie medianamente inteligente le creerá nada a un narcotraficante y terrorista, a quien se le ha demostrado la posesión de cuentas mil millonarias producto de la corrupción y la droga y que por ello le fueron congelados todos sus bienes en territorio norteamericano.

Ante ello ratificamos nuestro llamado al pueblo venezolano a votar masiva y contundentemente contra la dictadura el próximo 15 de octubre.

Voluntad Popular y Leopoldo López estamos conscientes de que esta lucha para conquistar la libertad de Venezuela es hasta vencer y, como lo hemos hecho, la seguiremos dando en todos los terrenos: en la calle donde alzamos nuestra voz de protesta exigiendo la salida de la dictadura; alertando a la comunidad internacional, para que siga la presión sobre la dictadura para lograr una salida pacífica a la crisis que padecemos los venezolanos; y con el voto, donde demostremos ante Venezuela y el mundo que somos mayoría quienes queremos cambio.

Sigamos luchando con fuerza y fe por la libertad de Venezuela, ¡lo vamos a lograr!

@LesterToledo

Tags: