Ahora

Darwin Chávez @darwinch857 / VERDADES Y RUMORES ¿Debe participar la oposición en las elecciones regionales?

UNIDAD (I). Luego del fraude electoral del 30J la disidencia entró en una fase de depresión, críticas y acusaciones como es normal en esos momentos en los cuales pareciera que los objetivos no fueron alcanzados. Frente a la imposición de la Constituyente muchos piensan que el país se acabó y que no vale la pena seguir la lucha. Como no podía ser de otro modo también acusan a la MUD del supuesto fracaso, los señalan de vendidos y de estar beneficiándose de la tragedia de la ciudadanía. Pero como he recomendado en múltiples ocasiones, hay que observar y analizar los hechos con cabeza fría. La MUD cometió errores, pero también tuvo sus aciertos. Recordemos que la lucha no comenzó con la Constituyente, sino que este problema se agregó en el camino. La agenda de protestas de la disidencia tenía como epicentro la recuperación del orden constitucional, el respeto de la Asamblea Nacional, la liberación de los presos políticos y un cronograma electoral confiable. A pesar de la sensación de fracaso, hay muchas cosas rescatables. Por primera vez se evidencia con sobrada claridad que el Gobierno es minoría, pero lamentablemente una minoría con poder y armas para sostenerse, lo que le agrega gran complejidad a la lucha. Y además se logró que la mayoría de los países reconozcan que en Venezuela hay una dictadura y se alcanzó el rechazo internacional hacia la Constituyente. Son tiempos para el repliegue táctico y la planificación de las próximas acciones. Por delante están las elecciones regionales. Muchos creen que no se puede participar. Otros consideran que sí. Analicemos los pro y los contras de una decisión que debe tomar la oposición dentro de muy poco. Y fíjense que no hablo de la MUD, sino de la oposición en la que incluyo a partidos y sociedad civil. Les pregunto ¿Cuál es el arma fundamental de la oposición venezolana? El voto. Sobre la base de esa premisa hagamos el análisis.

FRAUDE (I). Hay mucho que decir sobre los detalles del fraude cometido por el oficialismo el 30J. No sólo se trató de la inflada cifra que anunció Tibisay Lucena y que no se ajusta para nada con la realidad, porque el país y el mundo fue testigo de cómo los centros de votación permanecieron desolados a pesar de todo el esfuerzo por “carretear” bajo amenaza a los votantes. Hay muchos otros detalles que parecen pequeños, pero que son significativos. Comencemos con lo general. La denuncia hecha por el jefe de la empresa Smartmatic abrió la caja de Pandora. Ese señor confirmó que la cifra de participación fue alterada, según los estudios elaborados por sus técnicos que se conocen al dedillo el sistema electoral porque ellos ayudaron a crearlo. Ese fraude se comenzó a gestar a partir del momento en el cual las cuatro rectoras rojas del CNE decidieron anular la mayor parte de las auditorías que establece la metodología electoral, porque debían satisfacer la aspiración presidencial de elegir a los constituyentes el 30J. Pero además al parecer nunca se publicó en la Gaceta Electoral la convocatoria del proceso, lo que implica una grave irregularidad. Eso es como si la Presidencia de la República emite un decreto, lo aplica y nunca lo publica en la Gaceta Oficial. Nunca se cumplieron los pasos legales y técnicos necesarios para garantizar la realización del evento y además la pulcritud del mismo. En cualquier país serio la denuncia hecha por Smartmatic paralizaría la adjudicación de los cargos de constituyentes y la instalación de la ANC, hasta que se investigue la veracidad de lo señalado. Como el Gobierno tiene un enorme apuro por instalar la ANC y además debe impedir cualquier revisión de los resultados,  desecha la acusación para no quedar en evidencia. Pero el daño ya está hecho. Las dudas que sobre el resultado existían, se convirtieron en certezas.

LUCHA INTERNA. No había la presidenta del Consejo Nacional Electoral anunciado los resultados del fraude electoral, cuando ya se habían intensificado los problemas en el marco de la lucha interna por el poder. Tal como hemos analizado en VyR, la Constituyente implica graves riesgos para Maduro y por eso él mismo cayó en la trampa que pretendió montar contra la oposición (DETALLES EN: http://verdadesyrumores.com/constituyentemaduro-cayo-en-su-propia-trampa/), por lo que intentó sin éxito suspender el proceso a fin de ganar tiempo y buscar desactivar la conspiración de sus enemigos internos. No pudo evitar el 30J y le toca enfrentar la conspiración. El Presidente trata de controlar la Constituyente, para que los poderes plenipotenciarios que él mismo le confirió no sean cuchillo para su propia garganta. Por eso propuso primero a Delcy Rodríguez como presidenta, aunque sus deseos son que la encabece la Primera Combatiente, Cilia Flores. Busca evitar que sus enemigos radicales tomen el control del poder constituyente y lo usen para apuntalar la sucesión. Contra Maduro atenta que los resultados “reales” serán una herramienta de la lucha, como explicamos hace pocas horas en Verdades y Rumores (LEA: http://verdadesyrumores.com/constituyenteresultados-reales-marcaran-la-lucha-por-el-poder/), ya que los resultados dados por el CNE son para la opinión pública y no para la lucha roja en la cual sólo serán tomadas en cuenta las cifras reales de participación. No sería de extrañar que Maduro en estos momentos esté enfrentando una revuelta interna y por eso movió la fecha de instalación de la ANC. La tendencia que asuma la presidencia de la ANC, terminará decidiendo el futuro del Presidente, quien ante los bajos niveles de participación real, quedó en desventaja.

UNIDAD (II). Comencemos con quienes creen que la oposición no debe participar en las elecciones regionales, que supuestamente deben realizarse el 10 de diciembre, pero cuya inscripción de candidaturas será en los próximos días. Los que afirman que no deben inscribirse candidatos vociferan que la lucha es contra el sistema y que con ese CNE no se puede participar en una elección ¿Con ese CNE no se ganó el 6D? Claro que sí. La oposición ha demostrado que sus experticias técnicas y capacidades de vigilancia del Poder Electoral están en un nivel óptimo. El fraude del 30J se cometió porque la oposición no estuvo en el proceso, pero en unas hipotéticas elecciones regionales si lo estaría y eso evitaría cualquier manipulación oficialista. El más interesado que la oposición no participe en las regionales es el Gobierno, porque eso les garantizaría no sólo mantener las Gobernaciones que tiene en la actualidad, sino ocupar las que hoy están en manos de la oposición. Cuando los más radicales de la MUD y la disidencia proponen abstenerse de participar, aparece el fantasma de la decisión que provocó que la oposición no fuera parte de las elecciones parlamentarias de 2005 ¿Qué beneficio trajo ese retiro? Ninguno y más bien ayudó el régimen. Pero además si no es con el voto ¿Con cuál otra arma se derrota al gobierno? Ahí surge esa leyenda política que indica que las dictaduras no salen con votos, cuando está comprobado que mediante el voto se debilitan a los gobiernos de ese corte y se apuntala la transición hacia la verdadera democracia.

PREGUNTA. La ausencia del comandante del Ejército, mayor general Jesús Suárez Chourio, de dos eventos importantes me llamó mucho la atención. Primero no asistió al acto en el cual el Presidente entregó a los sancionados por Estados Unidos la réplica de la espada de Bolívar. Pero además tampoco formó parte de la alocución que dio el ministro de la Defensa, general en jefe Vladimir Padrino López, junto al resto del Alto Mando militar la noche del 30J. Consulté y la respuesta fue clara: “Está molesto porque ahora está sancionado por Estados Unidos cuando él acaba de llegar al cargo y no tiene nada que ver con el resto de los castigados, ni tampoco con sus acciones” ¿Será verdad que el alto oficial está enojado con el Gobierno?

FRAUDE (II). Otro de los flancos del fraude es que un alto porcentaje de la integración de la ANC estaba “prediseñada”, con el fin de garantizar que sólo llegarían aquellos aspirantes que no terminaran siendo incómodos a los deseos de las tendencias dominantes del oficialismo. Engañaron a miles de candidatos que creyeron que tenían una oportunidad de ganar un puesto en la ANC. Mentira, desde hace mucho se sabía quiénes ganarían en su mayoría, porque se habían hecho todos los ajustes en el sistema para que ganaran los apadrinados por los grupos de poder ¿Una prueba? Hay varias. Un amigo que votó en el municipio San Francisco y que formaba parte del sector de trabajadores petroleros votó por dos candidatos, pero la máquina le registró que había votado por Lisandro Cabello y Wills Rangel. Reclamó a los miembros de mesa y la respuesta fue: “Tranquilo camarada que estamos entre nosotros. El Gobierno quiere que ganen ellos”. Otro ejemplo viene del oriente del país cuando un grupo de trabajadores petroleros llevaron a un centro de votación a 145 votos duros que favorecerían a su candidato en el sector petrolero. Al cerrar las mesas, su candidato sólo sacó cuatro votos, cuando ellos llevaron a 145 personas, o sea que les cambiaron 141 votos en total. Esas cadenas en las cuales presentaban a los distintos candidatos fueron una farsa completa ¿Otra prueba? O son adivinos o sabían de antemano que iban a ganar y eso aplica a varios de los candidatos más poderosos que ya aseguraban que estaban dentro de la Constituyente. El mismo Maduro parece que es adivino porque propuso a Delcy Rodríguez para presidir la ANC, muchas horas antes del proceso. La mayoría de los constituyentes estaban seleccionados de antemano y por eso el sistema estaba preparado para que ellos ganaran. Lamentablemente, muchos fueron los que cayeron por inocentes ¿o pendejos? ante la invitación a participar. Otra evidencia del fraude es que en las horas finales del proceso cuando el fracaso estaba cantado, dieron la instrucción a buena parte de los gerentes de los distintos organismos públicos de transmitir los números de cédula de los empleados a su cargo, con el fin de sumarlos a la votación como si realmente hubieran participado.

UNIDAD (yIII). Hay quienes creen que la disidencia debe inscribir candidaturas de Unidad para ganar todas o casi todas las 23 Gobernaciones y asumir la mayoría en los consejos legislativos. El fracaso en la lucha contra la Constituyente obliga a replantear los objetivos y hasta usar las oportunidades que el régimen presenta para quitarles poder. El Gobierno ordenó al CNE fijar la inscripción de los candidatos a las regionales pocos días después del 30J para generar división y quizás hasta la abstención a participar. El régimen apuesta a eso, a que la disidencia no participe y les deje el camino libre ¿Pero la ANC no podría suspender esos comicios? Sí, pero eso es parte de los riesgos en la lucha ¿Y cómo lograr candidaturas de Unidad? Claramente el tiempo atenta contra la posibilidad de seleccionar a los abanderados en unas primarias antes de la inscripción, pero muy bien la MUD puede inscribir varias candidatos en los estados y luego hacer las primarias, para que los ganadores se conviertan finalmente en los aspirantes de la Unidad. La mayor dificultad para la MUD por encima de lograr un consenso en torno a participar o no, es convencer a la disidencia ciudadana que pudiera calificar esa participación como una traición. La verdadera traición sería abandonar la lucha y permitir que el Gobierno consolide la hegemonía dictatorial que está buscando ¿Qué pasaría si la disidencia ciudadana gana las 23 Gobernaciones de estado? Se debilitaría gravemente al régimen. No son tiempos para las pasiones desbordadas, sino para la estrategia clara. Considero que la disidencia si debe participar en las elecciones regionales y hacer uso de su arma más efectiva: el voto ¿Pero con ese CNE? Sí, porque al mismo tiempo que se vigila al Poder Electoral se puede seguir denunciando su parcialidad y además exigir la renovación del organismo ¿Lanzar candidatos es dejar de acompañar a los venezolanos en sus problemas? No, porque en la medida que se propongan a candidatos eficientes y con propuestas claras, también se trabaja en la solución de las dificultades que padecen los ciudadanos. No participar es ayudar al Gobierno y abandonar a la democracia venezolana. No participar es traicionar a quienes en la calle han dado su vida por la democracia. Sin pasiones y extremismos la disidencia debe analizar el tema.

SECUELAS. Comienza el país a sentir las consecuencias de la imposición de la Constituyente y el fraude electoral. Me informan desde Petróleos de Venezuela que la muy promocionada alianza de PDVSA-Camimpeg-SPS que supuestamente invertiría $400 millones en la recuperación de la producción en Campo Urdaneta, está a punto de naufragar porque el financiamiento está en peligro. Al parecer la empresa suiza que provee el financiamiento informó que si se concretaba la Constituyente dejaría de inyectar capital, para no correr el riesgo que su inversión sea calificada como ilegal y luego sea desconocida si se produce un cambio de gobierno. Pero los enchufados verdes están además muy preocupados, porque ese guiso aún no aporta el primer barril de petróleo. Y sin petróleo no hay dólares o euros para sus alforjas.

ZULIA. Urge terminar de resolver los problemas que mantienen dividida a la Mesa de la Unidad Zulia, para corregir el nefasto error que se cometió al conformar el nuevo equipo directivo que ha hecho un trabajo pésimo. Afortunadamente cuando se eligió irregularmente a la MUD gris, un grupo mayoritario de partidos encabezados por Primero Justicia y Voluntad Popular formaron la Unidad Zulia coordinada por Gustavo Ruiz, quien con su equipo supo llenar con éxito las ausencias de los otros. Ruiz y la Unidad Zulia acercaron a la MUD a la sociedad civil, sacaron las discusiones de las cuatro paredes tradicionales y además lograron incorporar en la lucha a sectores empresariales, estudiantiles, sindicales y religiosos. Es importante que la MUD nacional resuelva el error y se elija sin demora la nueva coordinación en el Zulia ante la cercanía de las elecciones regionales.

FRAUDE (yIII). El Gobierno comienza a sentir las consecuencias internacionales del fraude cometido. El aislamiento se agrava porque la cantidad de países que desconocen la elección de la ANC es abrumadora. Sólo los países chulos como Cuba, Nicaragua y Bolivia la reconocen; mientras Rusia llamó a respetar lo ocurrido. Incluso el ex jefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, emitió un comunicado horas antes del 30J en el cual señala indirectamente al Gobierno del fracaso del diálogo de finales de 2016 y pide gestos para posibilitar conversaciones formales. Esa posición lo aleja del papel de mediador, porque como era de esperarse fue objeto de fuertes reproches de parte de Maduro. Las críticas hacia la Constituyente también llegaron de parte del secretario general de la Unasur, Ernesto Samper, quien la calificó como un “salto al vacío”. Y más allá de las declaraciones de los voceros desechando esas posturas internacionales, hay preocupación porque los riesgos de ese aislamiento son muchos. Las sanciones desde Estados Unidos y posiblemente desde la Unión Europea contra Maduro y otros personeros del régimen los tienen de cabeza, porque saben las secuelas que eso les traerá. En el caso del país, puede quedar fuera del sistema financiero internacional, porque los gobiernos y los organismos de financiamiento requieren que todo acuerdo sea avalado por el Parlamento y no por la ANC. Eso sin mencionar que la oferta engañosa de paz con la Constituyente se cayó con la acción que devolvió a la cárcel a Leopoldo López y Antonio Ledezma. Más que beneficios, la Constituyente le traerá graves consecuencias económicas al país y políticas al Gobierno. Mientras que el “costo de salida” de los líderes del oficialismo se multiplicó. La jugada les está saliendo muy cara.

GUISO PETROLERO. Toda una historia se armó en torno al dinero que desde PDVSA Occidente debían aportar para la logística del proceso electoral del 30J. Es casi que normal, además de ilegal, que ante eventos electorales se saca mucho dinero desde Petróleos de Venezuela para comprar comida, hidratación, pagar el alquiler de transporte para el traslado de votantes y por supuesto para amansar a los movilizadores. El dinero siempre es sacado en efectivo para evitar dificultades, pero además para dejar la menor cantidad de huellas posibles. Para este 30J se esperaba lo mismo. De hecho se guardaron bolsas repletas de efectivo en un área especial del edificio PDVSA Miranda en Maracaibo. Pero ocurrieron cosas extrañas. El jueves recibo un mensaje desde la industria en el cual me advierten que dieron la orden de no entregar el dinero, lo que alimentó las especulaciones sobre el origen de tal instrucción. Se pensó que estaba cerca un acuerdo para suspender la Constituyente. También se dijo que había grupos jugando pa atrás ante la propuesta presidencial. El viernes por la tarde pregunté y me dijeron que no se entregó el dinero, cosa que elevó las suspicacias por la decisión. El sábado en la mañana se comunica una de mis fuentes en PDVSA: “Nos enteramos que el dinero que tradicionalmente sale para la logística fue transferido a la Gobernación del Zulia”. Eso me llevó a preocuparme aún más por el destino de esos recursos, partiendo de la poca transparencia con la cual manejan el dinero en la gestión regional. Pero además me pregunté cómo disfrazaron la transferencia de tal cantidad de dinero, porque legalmente no tenían como justificarlo. Y también me sigo preguntando cómo justificaron la salida del dinero de la Tesorería Regional y también cuánto fue a dar a manos de los enchufados. La historia no termina ahí, porque el 30J muy temprano me informa una fuente que desde el área especial de PDVSA Miranda salieron las bolsas llenas de billetes. Varios gerentes fueron comisionados para llevar el dinero a distintos municipios y con la custodia de la GNB. La mayoría de esos bolívares no llegaron a su destino. Sobraron los guardias nacionales que querían servir de escoltas a las caravanas del dinero. Sacaron decenas de bolsas grandes repletas de dinero. O sea que al final PDVSA pagó doble la logística del 30J entre lo transferido a la Gobernación y la caravana de los gerentes.

PRESIONES. Grotescas fueron y siguen siendo las presiones que reciben los empleados públicos a raíz de su “obligatoria” participación en las elecciones del 30J. Es inaudito que el Gobierno pretenda obligar a su personal a votar por sus candidatos, cuando eso violenta lo derechos políticos de los ciudadanos que tienen según la Constitución que actuar con su conciencia y no obligados a favor de quien ocupe el Gobierno. Intentaron de todas las formas posibles hacer que los empleados públicos acudieran a votar. De las amenazas, pasaron a la persecución porque se conocen historias de personas que fueron sacadas de sus casas para llevarlas a los centros de votación. Horas antes de la elección les enviaron a todos los empleados públicos la “exhortación” a participar, luego tomar una foto de su voto y enviarlo a las redes sociales establecidas de cada organismo. Pero posterior a la elección el acoso se incrementó, comenzaron los despidos y la situación llega a niveles casi de venganza. En la empresa Metro de Maracaibo la cacería contra quienes no votaron es terrible, sobre todo porque los interventores que vienen del Metro de Caracas al parecer son bastante radicales. Este tipo de acciones demuestra que estamos ante un Gobierno débil porque carece de real apoyo popular. Si tuviera el aprecio de las mayorías no tendría que obligar a los empleados del Estado, más no del Gobierno, a votar por ellos.

ACERTIJO. Me llega una adivinanza desde la MUD en Caracas ¿Adivina cuáles fueron los partidos que se opusieron a la designación de un Gobierno de transición? ¿De qué color son esos partidos que amenazaron con romper el quórum si el punto se llevaba a discusión y aprobación de la plenaria del Parlamento? ¿Sabe usted la respuesta? Yo no la tengo aun.

PLAN CUMPLIDO. Tal como anuncié en la columna anterior el Gobierno preparó todo un plan para reprimir las protestas ciudadanas y perseguir a los dirigentes de la oposición en el Zulia, durante los días previos a la elección del 30J. Tal como explicamos fue una operación conjunta que incluyó a los cuerpos policiales y militares, pero además la participación de los colectivos paramilitares. Había comunicación fluida entre militares, policías y paramilitares. Se usaba una frecuencia de radio, pero además hubo mucho intercambio de notas de voz a través de grupos de WhatsApp creados para tal fin. Lo interesante fue ver como la sociedad civil y los dirigentes políticos resistieron la embestida represiva oficialista. De hecho la protesta se adaptó y burlaba las acciones delictivas. La creatividad del pueblo se puso en marcha para mantener sus reclamos.

METRO POSITIVO. Recibo mensaje desde el Metro de Maracaibo en el cual me aseguran que el supuesto ataque contra las instalaciones del sistema de transporte, fue un falso positivo que montaron para acusar a la oposición de atacar bienes públicos.

CRISIS PETROLERA. Los números no mienten. La industria petrolera venezolana está en crisis y ningún discurso oficial puede negarlo. El pasado fin de semana leí en la versión web del diario PANORAMA una información que llamó mi atención. El colega Jhoandry Suárez reveló que un informe de la empresa Baker Hughes aseguraba que la cantidad de taladros operativos de PDVSA había pasado de 87 a 49 en apenas cuatro años, lo que da señales muy preocupantes sobre la caída en la producción. Aunque la información no lo menciona, presumo que la mayoría de los taladros operativos pertenecen a las empresas mixtas, porque los campos manejados directamente por PDVSA están en una situación muy precaria.

QUEJA. Un grupo de brigadistas del movimiento gubernamental “Somos Venezuela”, del plan “Chamba Juvenil” y de la juventud del PSUV fueron el martes 1ro de agosto a los bancos Venezuela y Bicentenario a cobrar por el trabajo realizado para la elección de la Constituyente y no había dinero para ellos. En medio de la molestia algunos denunciaron que los obligaron a trabajar por la candidatura de Willy Casanova. Fidel Madroñero supuestamente les prometió que esta semana recibirían su pago.

Darwin Chávez|@darwinch857|darwinch67@gmail.com

Tags: