Ahora

Doce países de la región reafirmaron en la ONU que Venezuela no debe integrar el Consejo de Derechos Humanos

Los doce países latinoamericanos que en agosto último firmaron la llamada Declaración de Lima, en la que denunciaron que Venezuela se ha convertido en una “dictadura”, reafirmaron hoy que el gobierno bolivariano no cumple los “requisitos y obligaciones” para ser miembro del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

El embajador de Paraguay tomó hoy la palabra ante el pleno del Consejo reunido en Ginebra en nombre de esta docena de países y, básicamente, reiteró el contenido de la declaración, poniendo énfasis en el hecho de que un país que es acusado de graves violaciones contra su propio pueblo no cumple con los estándares necesarios para formar parte del ente.

La declaración de Lima fue firmada en la ciudad homónima el pasado 8 de agosto por los cancilleres de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú.

El diplomático paraguayo dijo que la Asamblea Constituyente venezolana es “ilegítima” y criticó el “quiebre democrático” que representó su elección.

Asimismo, denunció “las graves” violaciones a los derechos humanos cometidas en las protestas antigubernamentales, pero también el hecho de que el gobierno de Nicolás Maduro no permita la entrada de ayuda humanitaria, como alimentos y medicamentos, a pesar de la escasez.

Por otra parte, los 12 países apoyaron “cualquier esfuerzo de negociación creíble y de buena fe”, rechazaron “el uso de la fuerza” y subrayaron que “debe respetarse el principio de la no intervención”.

 Telám