Ahora

Embustero! / por Edward Rodríguez @edwardr74

Embustero, dícese de la “persona que manifiesta, dice, habla o expresa una mentira, usando mediante un disimulo, artificio, ardid o astucia con la intención de hacer daño a alguien o mejor dicho a un colectivo”, mejor no se puede definir a Francisco Javier Arias Cárdenas, quien, sin el más mínimo decoro, aspira a ser reelecto gobernador del Zulia.

No es mi intención tocar el tema personal, para no entrar en los detalles de las incongruencias, saltos de talanquera, lealtades o traiciones de “Pancho”; sin embargo, lo que sí vamos a hacer es enfocarnos en su “gestión de gobierno” de cinco años, lo que prometió, lo que hizo y lo que no cumplió para que sea usted, estimado lector, el que diga si es o no un embustero.

En el 2012 se vendió como el candidato “te lo tengo”; es decir, el candidato que tenía la solución para los problemas de los zulianos; el que tenía el objetivo de terminar la Lara-Zulia; el que tenía la misión de construir miles de viviendas; el que tenía como prioridad la seguridad; pero sobre todo, el que tenía un buen récord de logros en su primera gestión, que hay que reconocérselos, para no ser mezquinos; pero las ofertas electorales de hace cinco años fueron puro embuste.

Pancho, me permito llamarlo así, porque así se le conoce desde aquel fallido golpe de Estado de 1992 en el que participó junto a Chávez, prometió asumir personalmente la coordinación de la seguridad, conformar un comité por cada barrio, crear una sala situacional en cada parroquia, dotar la policía y  mejorar la calidad de vida de los funcionarios, nada de esto cumplió; hoy el Zulia está en manos del sicariato, las mafias y los roba carros.

Prometió el desarrollo agrícola, promover la agricultura familiar, optimizar las casas de alimentación y el plan de atención nutricional; hoy tenemos en cifras uno de los estados que refleja el mayor número de casos de desnutrición, hacer  dos comidas al día sería un verdadero milagro de Dios.

Sigo, Arias Cárdenas también prometió un sistema de becas integrales en educación superior, sin embargo, acabó con el incremento de la matrícula de alumnos becados más importante que tenía el país, el programa  de becas Jesús Enrique Lossada (becas JEL).

A nuestros indígenas les prometió construir escuelas técnicas para actividades  productivas propias de sus zonas, aún están esperando que les entreguen la primera.

Triste futuro le deparó al Museo de los Niños, al Museo del Lago, Museo del Petróleo y al mirador del Catatumbo, ojalá y antes de que entregue su mandato y por el bien de todos los enfermos de cáncer, finalmente culmine el Oncológico de occidente.

Si con esta muestra, de la larga lista de promesas incumplidas por Francisco Arias Cárdenas, candidato del Psuv para la reelección en el Zulia; no es suficiente para tildarlo de embustero, les recuerdo que no terminó el Aula Magna de LUZ, tampoco el Puente Nigale, ni mucho menos puso fin a los apagones que ahora se hacen acompañar por cuatro lo cinco bajones diarios.

El peor castigo para un embustero es no ser creído aún y cuando diga la verdad, por eso apreciado lector, lo invito a que el 15 de octubre vote por uno que si le cumpla y no por un embustero.

Edward Rodríguez

@edwardr74

Tags: