Ahora

La OTAN quiere una “solución pacífica y negociada” para la crisis norcoreana

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, defendió hoy en Seúl la búsqueda de una “solución pacífica y negociada” para la actual crisis generada por el programa de armas de destrucción masiva de Corea del Norte.

Stoltenberg abogó por la diplomacia y la actual política de sanciones para lograr que Corea del Norte vuelva a sentarse a negociar su desnuclearización durante su intervención en el Instituto Asan de Estudios Políticos de la capital surcoreana.

No obstante, recordó también que “la principal obligación de la OTAN es defender a todos los aliados” y que la organización está preparada militarmente para cualquier escenario.

“Nuestra capacidad de disuasión y respuesta sigue estando a punto. Es la manera en la que ya respondimos a las amenazas con misiles balísticos en tiempos de la Guerra Fría”, explicó.

“Tenemos el poder de disuasión y la capacidad (de responder a un ataque contra un aliado), pero lo que queremos es una solución pacífica y negociada”, afirmó el político noruego.

Stoltenberg admitió que la tensión en torno a la península coreana ha aumentado merced “al comportamiento provocativo de Corea del Norte” y que el desarrollo de su programa de armas ha aumentado el nivel de amenaza para los países vecinos y “también para EE.UU. y Europa, que se encuentran ahora al alcance de sus misiles”.

“Sin embargo, es muy importante no dramatizar. Nosotros al mismo tiempo evitamos incrementar esas tensiones en cualquier sentido”, apostilló.

El secretario general de la OTAN se reunió también hoy con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, y expresó su apoyo a la política de “mano dura” por la cual ha apostado el mandatario para resolver la tensión con Corea del Norte desde que llegó al poder en mayo.

La Administración Moon ha pedido a la comunidad internacional que endurezca la presión sobre el régimen a través de un cumplimiento cada vez más estricto de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU aprobadas contra Pyongyang pero a su vez ha mantenido la puerta abierta al diálogo.

“El objetivo debe pasar por resolver la situación a través de una vía política y pacífica. Se trata de buscar soluciones prácticas a través del diálogo y la presión”, subrayó Stoltenberg, según las minutas del encuentro remitidas por la oficina presidencial.

EFE