Ahora

Maduro se subordina a “poderes” de la asamblea constituyente

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo el jueves que se subordina a los “poderes” de la plenipotenciaria Asamblea Nacional Constituyente, un cuerpo duramente criticado por varios gobiernos de América y Europa como antidemocrático.

Maduro no aclaró el alcance de su afirmación, que opositores y analistas ven como simbólica y como una estrategia para acallar los rumores de que la constituyente dará poderes absolutos al mandatario socialista para gobernar sin control del Parlamento, dominado por sus adversarios.

“Hoy tenemos Asamblea Nacional Constituyente y vengo a reconocer sus poderes plenipotenciarios, soberanos, originarios y magnos”, dijo Maduro desde el hemiciclo donde sesiona el cuerpo de 545 asambleístas.

“Como jefe de Estado me subordino a los poderes de esta Asamblea Nacional Constituyente”, agregó.

El resto de los poderes no ha declarado públicamente su subordinación a la asamblea constituyente que, días atrás, destituyó a la fiscal general, Luisa Ortega.

Más temprano, la presidenta de la asamblea constituyente, la excanciller Delcy Rodríguez, dijo que el organismo que reescribirá la carta magna tendrá la facultad para disolver el resto de los poderes públicos y a sus funcionarios durante sus hasta dos años de vigencia.

Cancilleres de varios países latinoamericanos reunidos en Lima condenaron el martes la “ruptura democrática” en la nación petrolera tras la instalación de la constituyente.

Mientras que la oposición llamó a sus seguidores a protestar el sábado contra lo que considera una “dictadura” con la que Maduro busca eternizarse en el poder gracias a la constituyente.

Desde abril, los venezolanos han protestado contra el Gobierno de Maduro por considerarlo el principal responsable de la crisis en el país, con una inflación de tres dígitos, recesión económica y escasez de alimentos y medicinas. En las refriegas con la fuerza pública han muerto más de 120 personas.