Ahora

Pueblos indígenas venezolanos reclaman respeto a su dignidad

Para los indígenas en Venezuela no hay razones para celebrar. Hoy el hambre, la analfabetización y la violación a sus derechos; los llevan a vivir la peor crisis que se haya visto en sus tiempos

Maracaibo, 09 de agosto de 2017.- El día Internacional de los Pueblos Indígenas es una fecha lejos de celebrar en Venezuela. Para los indígenas es una fecha para dejar ver su “indignación y rechazo a las políticas implementadas por el Gobierno venezolano hacia los pueblos originarios”. Para Alfredo González, representante indígena de Primero Justicia en el Zulia, los pueblos indígenas hoy viven la situación más dramática y dolorosa que jamás habría existido en Venezuela. “En nuestras comunidades y caseríos la situación es severa. La desnutrición, analfabetismo, la violación a los derechos humanos de los pueblos indígenas y el secuestro de la participación política indígena en el país, demuestran la falta de interés del Gobierno por mejor nuestra calidad de vida” expresó.

González argumentó que la reivindicación de los pueblos por parte del Estado no ha sido más que “una propaganda política y partidista para decirle al mundo que los indígenas en Venezuela están bien, que no hay crisis humanitaria y que en este país las comunidades indígenas están felices”. “El Gobierno ha dejado en evidencia que los programas que ha implementado en materia indígena han sido para esclavizar ideológicamente a los pueblos para mantenerse en el poder. Mientras nuestra comunidad se muere en la desidia en la que nos ha sumergido este Gobierno, ellos saldrán hoy por todos lados con sus populares frases de reconocimiento a las etnias sin medir el estado de desnutrición en el que se encuentra nuestra gente y negando como siempre la situación crítica que vivimos los venezolanos” indicó.

El justiciero detalló que el tema del analfabetismo nuevamente cobra fuerza en los caseríos y pueblos indígenas debido a altos índices de escasez de alimentos y el inaccesible costo de la canasta básica que hoy se ubica en un millón 443 mil 634 bolívares con 25 céntimos. “El analfabetismo hoy se ubica en niveles inimaginables. Los niños no están asistiendo a las escuelas por la falta de alimentos en sus hogares lo que los obliga a hurgar en la basura para poder sobrevivir junto con sus familias. Esa es nuestra realidad. Hay pobreza extrema. Acceder a los alimentos es casi imposible para nuestros indígenas. Los pueblos indígenas venezolanos reclaman dignidad”.

González agregó que la falta de acceso a servicios públicos básicos que deben ser garantizados por el Estado venezolano, no es garantizado y eso, a su juicio,  sumerge a las comunidades en una situación de inexistencia ante el Estado. Argumentó además que hay una profunda vulneración de violación de los derechos humanos de los pueblos indígenas por parte del Gobierno venezolano y que la participación política de los pueblos está “secuestrada por parte del Gobierno Nacional”.

 “Aquí no se llevan a cabo procesos de participación ciudadana donde se consulte sobre sus reales necesidades para poder trazar políticas públicas que se requieren para mejorar su calidad de vida. Así está nuestra situación y mientras tanto no hay organismos oficiales del Estado que se pronuncien y puedan dar estadísticas que se refieren para este tipo de temas. Sólo la ONG, defensores de derechos humanos y particulares, pueden visibilizar las dolorosas consecuencias de la desnutrición en nuestras poblaciones” expuso el justiciero.

González enfatizó que el día internacional de los pueblos indígenas fue instituido por la Organización de las Naciones Unidas para recordar a sus Estados miembros el deber y compromiso que tienen para implementar políticas públicas sostenibles para el desarrollo de los pueblos originarios. “Hoy exhortamos a este Gobierno a que vire sus ojos a nuestros pueblos y reconozca nuestra situación ante el mundo. Ya basta de tantas mentiras, nuestra realidad por más que quieran, no la pueden tapar con un dedo. Para nosotros no es día de celebración es día de indignación, de la rabia acumulada contra una dictadura que esclavizó a los pueblos indígenas y le robó las esperanzas, sueños y futuro, pero si es día para recordar las inmensas ganas que tenemos para seguir avanzando y trabajando para buscar mejores condiciones de vida para el país y nuestros territorios indígenas”.

Nota de Prensa PJ