Ahora
Tag: deuda

Gobierno nacional y tenedores de deuda se reunirán el 13 de noviembre

El Gobierno Bolivariano convocó a todos los tenedores de instrumentos deuda venezolana a participar en una reunión que se realizará el próximo lunes 13 de noviembre, en la ciudad de Caracas.

“El presidente Nicolás Maduro hace un llamado a todos los tenederos de deuda a una reunión el próximo 13 de noviembre en la ciudad de Caracas”, informó este viernes el vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, quien indicó que con este encuentro se dará inicio a la  la construcción conjunta de mecanismos eficaces que “garanticen el cumplimiento de los compromisos en el marco de un proceso soberano de renegociación de nuestra deuda externa”.

El Aissami, quien lidera  la comisión presidencial para la reestructuración y el refinanciamiento de la deuda, indicó que para que los inversionistas puedan mantener contacto directo con la comisión, envíen su solicitud de participación en la reunión y reciban detalles sobre el encuentro, fue habilitada la dirección de correo electrónico: renegociacionsoberana@mppvf.gob.ve

“Cuente Venezuela, y cuente la comunidad internacional que iniciaremos un proceso soberano de renegociación de nuestra deuda y seguiremos cumpliendo cabalmente, con transparencia, como lo ha hecho históricamente nuestro Gobierno Bolivariano”, aseveró en rueda de prensa transmitida por  Venezolana de Televisión.

Recordó  que en los últimos cuatro años Venezuela ha cumplido con los pagos de la deuda externa por un monto total de 71.700 millones de dólares.

El Aissami informó que el gobierno inició este jueves junto a Petróleos de Venezuela (Pdvsa) las transferencias bancarias correspondientes al pago de capital e intereses del bono Pdvsa 2017 de cupón 8,5 % por un monto total de 1.121 millones de dólares a las cuentas del banco estadounidense JP Morgan, para cubrir los compromisos con todos los tenedores.

Puntualizó que el pago de esta deuda es la prueba más sólida de cumplimiento que tiene Venezuela.

El vicepresidente informó que la comisión estará conformada por el vicepresidente de Economía Wilmar Castro Soteldo, el ministro de Economía y Finanzas Simón Zerpa, el vicepresidente de planificación Ricardo Menéndez, el ministro de Petróleo Eulogio del Pino, el Procurador General de la República Reinaldo Muñoz y el presidente de Pdvsa, Nelson Martínez.

Este jueves, el presidente Nicolás Maduro anunció la creación de esta comisión presidencial, que tendrá la tarea de consolidar el refinanciamiento y la reestructuración de la deuda externa, con el propósito de superar las agresiones financieras que desde el exterior se tejen contra el país y asegurar la atención social al pueblo venezolano.

El Presidente indicó que luego de cumplir este viernes con el pago de mil 121 millones de dólares del bono Pdvsa 2017, iniciará este proceso, que calificó como “un reformateo” con el objetivo esencial de buscar el desarrollo económico y cubrir las necesidades del país en materia de alimentación, vivienda, salud, educación, seguridad y recreación.

AVN

READ MORE +

China confía en que Venezuela cumpla pagos de deuda

El Gobierno de China, uno de los principales acreedores de Venezuela, se mostró hoy confiado en que el país suramericano mantenga sus obligaciones de pago de la deuda, pese a que el presidente Nicolás Maduro anunció una reestructuración de ésta a causa de la crisis económica que vive esa nación.

“Hemos tomado nota de la noticia, y también del compromiso de Venezuela para seguir cumpliendo sus obligaciones”, destacó en rueda de prensa la portavoz de Asuntos Exteriores Hua Chunying, quien subrayó que China “confía en que el Gobierno venezolano conduzca apropiadamente la cuestión”.

“La cooperación es mantenida por instituciones financieras de los dos países sobre las bases de igualdad, beneficio mutuo y desarrollo común, por ahora todos los proyectos funcionan correctamente y seguiremos colaborando”, destacó Hua.

Ante la crisis económica que atraviesa Venezuela y tras un conjunto de ajustes en el ingreso mensual de los venezolanos, el presidente Maduro pidió el jueves que se reestructuren todas las deudas externas del país, y acotó que esto no significa que su país vaya a dejar de cumplir sus compromisos.

EFE
READ MORE +

Maduro busca reestructurar la deuda externa venezolana

El presidente venezolano Nicolás Maduro anunció que iniciará un proceso de reestructuración y refinanciamiento global de todos los pagos de la deuda externa de este país sudamericano a partir del viernes.

En un mensaje transmitido por radio y televisión, el gobernante indicó que se hará la transferencia de unos 1.121 millones de dólares para los pagos de capital de los bonos de la corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) con vencimiento en el año 2017, y que luego de este pago iniciarían los cambios de reestructuración.

Maduro indicó que, en tiempos de precios petroleros bajos y como consecuencia de las sanciones que Estados Unidos le impuso al país, se hace necesaria la convocatoria de todos los involucrados en la deuda externa —bancos, tenedores de bonos de la Republica y de PDVSA— para iniciar el refinanciamiento y la restructuración de los pagos externos.

Actualmente, Venezuela debe más de 120.000 millones en deuda externa, aproximadamente la mitad de los cuales está en forma de bonos denominados en dólares, según la corredora Caracas Capital.

El mandatario ha descartado los temores de los inversionistas sobre posibles problemas de flujo de efectivo de PDVSA —corazón económico de Venezuela—, a pesar de los riesgos que suponen las restricciones para el uso del sistema de pagos internacional como consecuencia de las sanciones estadounidenses. Éstas prohíben transacciones en bonos emitidos por el gobierno venezolano y PDVSA, e impiden operaciones con ciertos bonos en poder del sector público y el pago de dividendos al gobierno por parte de Citgo, la filial estadounidense de PDVSA, lo que restringe marcadamente las fuentes de financiamiento del país.

Venezuela no enfrenta vencimientos de bonos colocados en los mercados internacionales hasta mediados de 2018.

Maduro designó al vicepresidente Tareck El Aissami, sobre quien pesa una sanción por narcotráfico que le impuso el Departamento del Tesoro estadounidense, a la cabeza de la comisión para la reestructuración de la deuda.

La medida, que busca equilibrar las finanzas del país, se produce en momentos en que Venezuela intenta superar el estancamiento de su producción petrolera y aumentar los ingresos por ese rubro, así como pagar deudas y obtener financiamiento.

Maduro resaltó que la intención del gobierno venezolano es seguir cumpliendo con sus compromisos de deuda externa. En ese sentido, dijo que tiene el dinero y pagará los 1.121 millones de dólares del bono que vence en 2017 a sus acreedores, tal y como ocurrió la semana pasada, cuando Venezuela desembolsó 841,8 millones de dólares para los pagos de capital de los bonos PDVSA 2020.

El presidente pidió también el cese a la persecución financiera de bancos y organismos internacionales contra Venezuela, y afirmó que, a pesar de que el país ha pagado sus deudas, no tiene acceso para colocar nuevos bonos o solicitar más créditos.

Al respecto comentó que, desde que él asumió la presidencia en el 2013, Venezuela ha pagado unos 71.700 millones dólares en deuda, pese a que los ingresos del país mermaron en un estimado de 100.000 millones de dólares por la caída del precio del petróleo. Añadió que las sanciones estadounidenses bloquearon la emisión de un nuevo bono por un monto de entre 3.500 millones y 5.000 millones de dólares.

Dado que la economía venezolana se contrajo más de 35% desde 2014 por la caída de los precios del crudo en los últimos años, el gobierno de Maduro se ha visto obligado a elegir entre pagar a sus acreedores extranjeros o ayudar a una población agobiada por una crisis caracterizada por una inflación que podría cerrar el año en 1.000% y problemas de escasez de alimentos, medicinas y otros productos básicos

El economista Asdrúbal Oliveros indicó que el anuncio de Maduro es “muy ambiguo” y da pie a múltiples interpretaciones.

Lo que sí queda claro es que ya la deuda le está “costando en lo político” al gobernante, ante la dificultad de mantener un equilibrio al pagarla en las actuales condiciones e incrementar las importaciones para satisfacer la demanda de productos en un escenario de escasez de artículos esenciales, dijo el también director de la firma consultora Ecoanalitica en Twitter. El país es altamente dependiente de las importaciones.

AP
READ MORE +

PDVSA enfrenta pago de 1.200 millones de dólares por vencimiento de deuda

La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) enfrenta el jueves un pago por unos 1.200 millones de dólares por el vencimiento de uno de sus títulos, el último compromiso más pesado del año que pone a prueba al gobierno socialista en medio de una severa crisis económica.

El gobierno del presidente Nicolás Maduro ha aplicado severos recortes a las importaciones de bienes como medicinas, en medio de la merma de sus ingresos petroleros, para cumplir con la concentración de pagos por servicio de deuda externa del país y su principal empresa.

Los inversionistas en el mercado internacional se mostraban optimistas, luego de que la petrolera cumplió con la amortización de unos 842 millones de dólares hace pocos días, en un proceso que por primera vez tuvo una demora inusual.

Los tenedores de su bono al 2020 debieron esperar cuatro días para recibir en sus cuentas el efectivo que PDVSA dijo el viernes giró al banco JPMorgan con el objetivo de cumplir sin dilación el pago del capital y evitar así un incumplimiento. [nL2N1N70G5]

PDVSA y el gobierno venezolano prefirieron en cambio retrasar la cancelación de los intereses de sus títulos desde inicios de octubre, aprovechando que cuentan con 30 días de gracia, pero la medida refleja lo cuesta arriba que se ha hecho para el país petrolero cubrir la seguidilla de compromisos.

Venezuela acumula unos 750 millones de dólares en intereses pendientes de pago en menos de cuatro semanas, tras abonar con demora 41 millones de dólares por los intereses del bono de PDVSA que vence en 2037.

Los pesados pagos de octubre y noviembre se gestionan por primera vez bajo las sanciones financieras que impuso Estados Unidos, por lo que las instituciones financieras de ese país deben cumplir protocolos que obstaculizan las transacciones bancarias del gobierno y sus entes, dijeron fuentes del mercado.

El jueves PDVSA debe abonar sin dilación unos 1.120 millones de dólares en capital a inversionistas de unos de sus papeles que vence y otros 48 millones de dólares en intereses.

Reuters
READ MORE +

Moscú está preparado para reestructurar deuda de Venezuela por 3.000 Millones de dólares

Rusia dijo el viernes que había acordado con Venezuela los términos generales de la reestructuración de un total de 3.000 millones de dólares de su deuda con Moscú, incluyendo un aplazamiento del pago.

“Estamos preparados para hacer un aplazamiento en dos etapas. La primera parte incluye términos muy favorables, con una pequeña suma para repago, por lo que es manejable para nuestros colegas venezolanos”, dijo a medios el ministro de Finanzas ruso, Anton Siluanov.

“La mayor parte de la deuda se pospone hasta la segunda etapa del repago”, indicó Siluanov. El ministro ruso no quiso dar detalles sobre las fechas y términos.

Más temprano el jueves, el embajador venezolano ante Moscú dijo que Moscú y Caracas podrían firmar un acuerdo sobre la reestructuración de la deuda entre el 23 y 24 de noviembre, según declaraciones recogidas por la agencia de prensa RIA.

“Entre el 23 y 24 de noviembre se desarrollará una reunión de la comisión intergubernamental (de Rusia y Venezuela) en Sochi. La aprobación de todos los detalles (del acuerdo de deuda) ahora está en su etapa final”, dijo el embajador Carlos Rafael Faría Tortosa, citado por RIA.

“No descarto que el documento se pueda firmar durante la reunión de la comisión o previo a eso”, agregó el diplomático.

Reuters
READ MORE +

Elías Matta: “Maduro es responsable de la peor catástrofe económica en Venezuela”

El diputado y vicepresidente de la Comisión de Energía y Minas de la Asamblea Nacional (AN), Elías Matta, aseguró que el presidente Nicolás Maduro pedirá un refinanciamiento de la deuda que tiene con Rusia, luego de las declaraciones ofrecidas por el Ministro de Finanzas del Gobierno de Vladimir Putin calificando la situación económica de Venezuela como muy grave y que buscarían otras alternativas para que Venezuela cumpla con sus acreencias con el gobierno ruso.
Matta expresó que estos cuatro años del gobierno de Maduro han generado una catástrofe económica nunca antes vista en el país. “Tenemos 4 años con la inflación más alta del mundo. La inflación el año pasado cerró cerca del 525 por ciento y todo apunta que este año cerrará en 1400 por ciento. Estamos caminando de manera acelerada a una hiperinflación, esa es la triste realidad.”
Asimismo, el diputado manifestó que la devaluación actual desde el año 2013 hasta ahora estaría en más de 100 mil por ciento traduciéndose en una catástrofe económica. “Con la llegada de Maduro a la presidencia de la República en abril del 2013 el dólar costaba 25 bolívares. Hoy, en 2017, ese mismo dólar promedio vale más de 28 mil bolívares en el mercado paralelo. Eso es una devaluación cercana al 111.900 por ciento. Eso es algo realmente catastrófico”.
Indicó que esta devaluación e inflación reflejan lo que viven los venezolanos, que el dinero no alcanza para nada. “Además de eso se suma la caída de la producción de petróleo y una de las deudas más altas del mundo según el estudio que acaba de publicar Ricardo Hausmann y Miguel Ángel Santos. Realmente en Venezuela hay una catástrofe económica que ha generado Maduro y su mal Gobierno”, afirmó el diputado.
Finalmente, Matta hizo un llamado a todos los venezolanos a salir a votar este 15 de octubre para demostrar a Venezuela que la oposición es mayoría y así iniciar el cambio político necesario para salir de la crisis.
Medios Un Nuevo Tiempo Zulia
READ MORE +

Kremlin dice está dispuesto a discutir posible reestructuración de deuda para Venezuela

El Kremlin dijo el miércoles que está dispuesto a discutir una posible reestructuración de las deudas de Venezuela con Rusia si Caracas plantea el tema en unas próximas conversaciones.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, planteó el miércoles la posibilidad de una reestructuración de la deuda de su país con Rusia. Hablando en un foro de energía en Moscú, Maduro dijo, sin embargo, que Caracas cumplirá con todas sus obligaciones de deuda.

Maduro se reunirá el miércoles con el presidente ruso, Vladimir Putin.

“Si esta cuestión es planteada por nuestros socios venezolanos, entonces ciertamente se discutirá”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, en una conferencia telefónica con periodistas. “Este tema ciertamente necesita un debate serio”, agregó.

Reuters
READ MORE +

BCV dispone de unos 2.000 millones de dólares para pagos deuda en lo que resta de 2017

Venezuela debe pagar en lo que resta del año unos 1.300 millones de dólares en intereses de deuda y su Banco Central dispone de un poco más de esa cantidad, según un reporte de una firma financiera local y un documento del emisor vistos por Reuters.

El Banco Central de Venezuela (BCV) tiene unos 2.000 millones de dólares: 845 millones en efectivo en reservas internacionales, 431 millones depositados en el Fondo Monetario Internacional (FMI) y otros 700 millones que estarían en una cuenta en otro banco estatal, detalló un informe de Síntesis Financiera con datos a julio.

Las reservas internacionales se ubican en 9.876 millones de dólares, las más bajas en 22 años. Un 75 por ciento está en lingotes de oro, casi todos en la bóveda del BCV que, para negociarlos, debe certificarlos fuera del país, apuntó el reporte.

Esas reservas, además de disponerse para cancelar deuda externa, están siendo usadas por el Gobierno socialista para financiar importaciones de bienes básicos ante la acuciante escasez de alimentos y medicinas que golpea a la economía en recesión, bajo un esquema de control de cambios vigente desde hace más de una década.

El Gobierno del impopular presidente Nicolás Maduro ha destinado escasamente unos 800 millones de dólares mensuales a la venta de divisas para importaciones este año, según datos de las firmas Ecoanalítica y Síntesis Financiera. La cifra es baja frente a las importaciones reportadas por el BCV de al menos 17.800 millones de dólares en 2016, la mitad del año anterior.

La petrolera estatal venezolana PDVSA, que aporta casi todas las divisas a la nación, debe por su lado cancelar más de 3.000 millones de dólares por deudas en lo que resta del 2017.

Ante la necesidad urgente de liquidez, las autoridades monetarias optaron en los últimos meses por negociar títulos valores y aceptar a cambio un tercio de su precio, como fue el caso de operaciones reportadas por bancos globales como Goldman Sachs y Nomura.

Dentro de esa estrategia, el BCV utilizó los bonos más atractivos que mantenía hasta septiembre del año pasado en su portafolio, revelaron documentos internos vistos por Reuters.

La otra gran parte de los activos en divisas del emisor es una colección de notas estructuradas -algunas por bancas de inversión-, deudas por cobrar a socios de la petrolera Petrocaribe y pagarés en dólares que le entregó Petróleos de Venezuela (PDVSA) para pagar sus deudas, agregan los documentos.

Esos papeles no sirven como garantía al BCV para encontrar financiamiento, coinciden en los reportes las firmas locales.

“La mayoría de esos títulos tienen cero valor de mercado”, afirmó la economista Tamara Herrera de Síntesis Financiera. “La vulnerabilidad financiera del país se ve exacerbada por la debilidad de los activos en divisas del BCV”, agregó.

El BCV no respondió de inmediato a una solicitud de Reuters de comentarios.

MÁS BONOS

Entre otras medidas para buscar fondos, el BCV intentó negociar con Nomura la devolución de unas notas estructuras por 700 millones de dólares que el banco japonés emitió en 2009. Pero, la minera canadiense Crystallex frenó la operación a través de un recurso ante una corte estadounidense.

A Venezuela se le ha hecho cada vez más cuesta arriba negociar acuerdos para mejorar su posición en efectivo debido al riesgo reputacional que genera el hacer negocios con un Gobierno acusado como “violador de los derechos humanos”.

Recientemente, el BCV ordenó a los entes públicos transferirle los papeles que poseían y así acumuló unos 4.700 millones de dólares en bonos, los cuales podría vender apenas por unos 1.000 millones de dólares debido a la cautela de bancos e inversionistas, calculó Síntesis Financiera.

Ecoanalítica estimó que el BCV podría obtener unos 2.600 millones de dólares al negociar esos bonos, algunas notas estructuradas y activos como unos 287 millones que posee en letras del tesoro estadounidense.

La otra salida es reactivar los canjes de oro que el BCV concretó desde 2014 hasta mediados de 2016 con bancos como Citibank y Deutsche Bank, opinaron analistas. Eso le permitiría disponer de poco más de 5.000 millones de dólares en efectivo si las condiciones de los canjes son similares a los efectuados.

Sin embargo, debe sortear las trabas que suponen las amenazas de sanciones económicas que han hecho países como Estados Unidos.

En medio de ellas y el poco margen de maniobra, el BCV debe renegociar uno de los canjes de oro que firmó por 855 millones de dólares hace tres años y vence en octubre, apuntó el reporte de Síntesis Financiera.

Reuters
READ MORE +

Informe Reuters: A fuerza de préstamos, Rusia gana control de las inmensas reservas petroleras de Venezuela

El gobierno socialista de Venezuela está recurriendo cada vez con más fuerza a su aliado Rusia en busca de dinero y créditos que necesita para sobrevivir, ofreciéndole a cambio activos petroleros.

Mientras Caracas lucha por contener una crisis económica y protestas callejeras, Moscú está utilizando su posición como prestamista de último recurso para ganar más control sobre las reservas de crudo del país, las más grandes del planeta.

La estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) ha estado negociando en secreto al menos desde principios de este año con su par rusa Rosneft y le ha ofrecido participaciones en hasta nueve prolíficos proyectos petroleros, según un alto representante del gobierno venezolano y dos fuentes del sector.

En abril, Rosneft entregó a Pdvsa más de 1000 millones de dólares a cambio de envíos futuros de petróleo. En al menos dos ocasiones, Venezuela ha utilizado el dinero ruso para evitar incumplimientos con tenedores de su deuda, dijo un alto funcionario de Pdvsa.

El creciente control de Rusia sobre el petróleo venezolano le da un mayor peso en los mercados de energía de América.

Rosneft ahora revende cerca de 225.000 barriles por día (bpd) de crudo venezolano -equivalentes al 13% de las exportaciones totales del país sudamericano-, lo suficiente para satisfacer la demanda diaria de un país como Perú.

La mayor parte del petróleo que Venezuela le entrega a Rosneft va al pago de miles de millones de dólares en préstamos que el gobierno de Maduro ya ha gastado.

Caracas necesita el dinero ruso para financiar desde pagos de bonos hasta importaciones de alimentos y medicinas.

El gobierno de Maduro se ha vuelto más dependiente de Moscú en los últimos dos años, luego de que China redujo los préstamos a Venezuela debido a los retrasos en los pagos y a la corrupción que enfrentan las firmas chinas que operan en el país sudamericano.

Muchas multinacionales en todo el mundo, mientras tanto, casi han anulado sus operaciones venezolanas. Pero Rosneft ha tomado el camino opuesto, aprovechando los tiempos difíciles de Venezuela, como una oportunidad de compra de activos petroleros de alto valor a largo plazo.

“Los rusos están llevando a Venezuela hacia el fondo”, dijo un diplomático occidental que ha trabajado en asuntos relacionados con la industria petrolera de Venezuela. La firma rusa ha contratado a profesionales de Pdvsa y ha traído más ejecutivos rusos a Venezuela.

La expansión ofrece un sorprendente contraste: mientras los empleados de Rosneft trabajan en elegantes oficinas junto a carteles del presidente ruso, Vladimir Putin, y un busto del fallecido Hugo Chávez, afuera, jóvenes encapuchados protestan contra Maduro lanzando piedras y cócteles molotov.

Rosneft actualmente participa en cinco grandes proyectos petroleros venezolanos. Los negocios adicionales que Pdvsa está ofreciendo a Rusia incluyen cinco en la Faja del Orinoco -el mayor reservorio de crudo del país-, tres en el lago de Maracaibo y un proyecto en el golfo de Paria. En una propuesta separada, Rosneft también está en conversaciones para cambiar su colateral en la refinadora estadounidense Citgo, propiedad de Venezuela, por acciones en campos de gas y crudo y productos refinados del país sudamericano.

Rosneft dijo en agosto que ha prestado un total de 6000 millones de dólares a Pdvsa. Rusia y Rosneft han entregado a Venezuela por lo menos 17.000 millones de dólares en préstamos desde 2006.

Venezuela no publica todos los detalles de sus deudas con Rusia.

La economía venezolana, que depende en más del 90% de las exportaciones petroleras, recibió un duro golpe cuando el barril de crudo cayó a mínimos de 24 dólares a principios de 2016, luego de cotizarse a más de 100 dólares en 2014. El barril se ha estabilizado en unos 50 dólares, pero aun así Venezuela no ha podido superar la crisis.

El menor flujo de petrodólares ha afectado fuertemente la disponibilidad de divisas, exponiendo al gobierno socialista a graves dificultades para seguir sosteniendo los subsidios a medicinas, alimentos, combustible y servicios públicos.

Pdvsa está pagando con crudo una creciente parte de su deuda acumulada con Rusia y a China. Esos pagos reducen el flujo de efectivo de la estatal, creando la necesidad de más préstamos.

La creciente deuda, a su vez, fuerza al gobierno a aceptar negociaciones que afectan la producción futura, así como a vender participaciones en proyectos petroleros o de infraestructura, erosionando el control de la nación sobre su riqueza petrolera.

Reuters
READ MORE +

SP rebaja la nota de Venezuela y advierte del riesgo de quiebra en seis meses

La agencia de calificación financiera SP Global Ratings rebajó este miércoles la nota de la deuda de Venezuela de CCC a CCC- y advirtió del riesgo de quiebra dentro de seis meses por la agravación de la crisis política y financiera.

“La rebaja de la nota refleja la degradación de las condiciones económicas, la agravación de las tensiones políticas, incluyendo en el campo chavista dentro del gobierno, y el deterioro del gobierno en materia de liquidez”, explicó la agencia, que adjunta a su nota una perspectiva negativa.

La rebaja de la nota a medio plazo de Venezuela “refleja un riesgo de default (…) en los próximos seis meses si las condiciones no mejoran de manera significativa e inesperada en Venezuela”, según SP.

La agencia teme que el país, afectado desde hace años por el bajo precio del petróleo, no pueda financiarse en los mercados internacionales y en consecuencia sea incapaz de pagar su deuda.

“Si no hay una nueva financiación exterior consecuente, creemos que el Gobierno tendrá dificultades para devolver los cerca de 2.800 millones de dólares de deuda en el segundo semestre de 2017 y los cerca de 7.000 millones de dólares de 2018”, indica SP, que augura una contracción del 6% del Producto Interior Bruto (PIB) este año.

Desde hace varios meses miles de personas salen casi a diario a las calles de Venezuela para protestar contra el gobierno de Nicolás Maduro, heredero de Hugo Chávez, que ha convocado elecciones el 30 de julio para una Asamblea Constituyente. Casi cien personas han muerto en los enfrentamientos.

Signo de las divisiones también en el campo chavista, la fiscal Luisa Ortega, que durante años apoyó al gobierno, podría ser destituida pero prometió quedarse en el cargo “pase lo que pase”.

“El debilitamiento de las instituciones, el descontento cada vez más grande entre la población (…) reducen todavía más la capacidad de Venezuela de enfrentarse a los problemas urgentes en el plano económico y social”, advierte SP.

AFP
READ MORE +