Ahora
Tag: Eclipse

Eclipses, huracanes, terremotos… ¿se acerca el fin del mundo?

Destructivos huracanes, uno tras otro. Incendios que se propagan por todo el oeste de Estados Unidos y partes de Europa tras una temporada de abrasadoras temperaturas y años de sequía.

Y el jueves en la noche, en la costa de México, hubo un fuertísimo sismo.

Se te puede perdonar por tener pensamientos apocalípticos, como los del escritor de ciencia ficción John Scalzi que, revisando el chamuscado, inundado y sacudido panorama, declaró que esto “la verdad parece como si el Final de los Tiempos estuviera haciendo sus ensayos finales con vestuario en este momento”:

Algo similar sugirió un predicador callejero en Harlem, quien despotricó a a principios de septiembre sobre Harvey, Irma y el líder norcoreano Kim Jong-un, todos revueltos.

También se puede citar a las decenas de miles que retuitearon esta imagen de golfistas jugando a pesar del infierno iracundo de un incendio en Oregon:

Además de que en agosto descendieron las tinieblas sobre la tierra durante un eclipse total de Sol. Todos pensamos que había sido maravilloso, pero ahora se siente como si los fenómenos posteriores no fueran coincidencia y todo fuera algo profético o bíblico.

Si pensaste eso, estás mal, por supuesto. Como cualquier científico te diría, la naturaleza no funciona así.

Las avalanchas de huracanes, incluso más grandes, son comunes a finales del verano y principios del otoño, el punto álgido de la temporada de huracanes. Tampoco son desconocidos los huracanes especialmente destructores, y el cambio climático puede estar fortaleciéndolos. Irma, por su fuerza y tamaño, está cerca de la cima de la lista, pero no la sobrepasa, y su furia es explicable mediante principios científicos.

Los incendios han estado ocurriendo en el oeste estadounidense durante siglos, aunque los humanos han empeorado la situación. Aquí también el cambio climático tiene un papel, además de nuestro deseo de vivir cerca de la naturaleza, y no hay que dejar de lado ciertas políticas de combate al fuego algo burocráticas que quizá han hecho más probable que los incendios sean enormes.

En cuanto a los terremotos, ocurren todo el tiempo, y la cantidad de ellos, desde los más suaves hasta los más intensos, es constante si se promedian a través del tiempo. Hay aproximadamente un “gran” temblor, de magnitud ocho o mayor, al año. Esta vez México fue el desafortunado receptor.

Pero aun así…

Para muchas personas la ciencia no basta cuando hay tanto en juego.

“Somos mucho más supersticiosos de lo que reconocemos y se requiere mucho pensamiento lógico para no creer que este lado del mundo no está siendo de alguna manera castigado”.

GEORGE LOEWENSTEIN, PROFESOR DE ECONOMÍA Y PSICOLOGÍA EN LA UNIVERSIDAD CARNEGIE MELLON

“Durante muchos años, hablar del clima era hablar sobre nada”, dijo Terry Tempest Williams,autor y actualmente residente en la Harvard Divinity School. “Ahora es realmente sobre nuestra supervivencia”.

Pero cómo hablamos sobre ello refleja nuestra cosmovisión, y así ha sido durante mucho tiempo, dijo Christiana Peppard, profesora adjunta de Teología, Ciencia y Ética en la Universidad Fordham.

“Los eventos de clima inesperados y cataclísmicos siempre han llevado a la gente de todo tiempo y espacio a buscar explicaciones”, dijo Peppard. “Es atractivo para ciertos segmentos de la población percibir ciertos eventos no previstos y de tipo apocalíptico como concordantes con un discurso en particular”, añadió.

El huracán Irma en San Juan, Puerto Rico, el miércoles 6 de septiembre CreditAlvin Baez/Reuters

Aunque la sensación de que el apocalipsis va acercándose no ha llevado a las personas a refugiarse en búnkeres, está presente incluso en las mentes seculares, aunque no siempre de manera consciente.

“Somos mucho más supersticiosos de lo que reconocemos y se requiere mucho pensamiento lógico para no creer que este lado del mundo no está siendo de alguna manera castigado”, dijo George Loewenstein, profesor de Economía y Psicología en la Universidad Carnegie Mellon.

En las comunidades profundamente religiosas, el reciente encadenamiento de eventos y amenazas catastróficos —terrorismo y pruebas de armas nucleares, así como desastres naturales— pueden entenderse más fácilmente con las profecías que con la lógica.

Richard Hecht, profesor de Estudios Religiosos de la Universidad de California en Santa Bárbara, dijo que muchos creyentes de hecho pueden ver este verano caótico como una señal del final de los tiempos.

“Las fantasías sobre el final de los tiempos han sido una parte central de la religiosidad estadounidense desde el principio, de manera que no debe sorprendernos” que mucha gente tenga este enfoque, dijo Hecht. “Una cosa es creer en los cálculos de los ministros o predicadores sobre el final de los tiempos. Pero ahora hay verdades objetivas: Charlottesville, el eclipse solar, el huracán Harvey, el sismo de México, el huracán Irma“.

“Son eventos que nadie puede negar”, continuó. “Entonces no es lo mismo que cuando un predicador dice que el ocho de septiembre, a las 22:00 en punto, el mundo va a acabarse”.

Ahmed Raga, profesor de Ciencias y Religión de Harvard, argumenta que hay buenas razones por las que la gente percibe la fatalidad en lo que está ocurriendo: la acumulación de desastres está afectando a las personas.

“Pensar en esta serie de crisis requiere no solo pensar en su relación con la ciencia sino también en su efecto sobre los seres humanos”, dijo Ragab.

“Los desastres naturales no se dan en el vacío”, añadió. “La razón por la que nos enteramos sobre ellos es que afectan a las personas, y a las estructuras que construimos”.

No solo se trata de la infraestructura vieja que no puede soportar un huracán fuerte ni de casas de madera que se queman por un incendio, sino también a las estructuras económicas que dejan a algunas personas demasiado empobrecidas como para huir cuando un desastre las amenaza, dijo Ragab.

Peppard, de Fordham, dijo que independientemente de lo que la gente pueda pensar sobre la confluencia de eventos desastrosos, “los humanos son capaces de anticipar y planear tipos predecibles de consecuencias: las inundaciones y la escasez de agua, entre ellas”.

“Pretender así que se trata de una tragedia inesperada es pretender que no hay responsabilidad colectiva ni social en las consecuencias”, destacó.

New York Times
READ MORE +

Los Marabinos contemplaron el eclipse solar desde el Parque Vereda del Lago

Una tarde especial vivieron las familias marabinas que escogieron al parque Vereda del Lago, como el espacio ideal para contemplar, al aire libre, el eclipse solar de este 21 de agosto.

“Con el apoyo a la Sociedad Astronómica de Maracaibo los visitantes del parque lograron observar con equipos especiales tan particular evento que nos regaló el universo”, detalló el nuevo presidente del Servicio Autónomo Vereda del Lago, Ricardo Boscán.

Quienes se acercaron al pulmón vegetal de Maracaibo, específicamente a la zona costera, fueron orientados por los especialistas sobre los implementos de protección a utilizar para apreciar el eclipse, que en Maracaibo pudo apreciarse de manera parcial, con alrededor del 50% del sol cubierto por la sombra lunar.

“Desde las 12.00 del medio día comenzaron a llegar niños, jóvenes y adultos interesados en presenciar el evento. Siempre es grato que los ciudadanos se apropien de los espacios públicos con responsabilidad y espíritu de conservación, por eso la alcaldesa Eveling de Rosales se esmera en ofrecer la Vereda del Lago en óptimas condiciones para el disfrute de todos”, agregó Boscán.

 

Prensa Alcaldía de Maracaibo
READ MORE +

Eclipse solar podrá observarse en Venezuela a partir de las 2:28 de la tarde

El eclipse solar que ocurrirá este lunes de forma parcial en países de América Latina y de forma total en Estados Unidos, podrá observarse en Venezuela a partir de las 2:28 de la tarde y culminará a las 4:53 de la tarde.

Durante este fenómeno astronómico, en el país se generará una cobertura del sol de 53%, por lo que es necesario tomar previsiones para evitar daños visuales.

Para conocer más sobre la materia, el Planetario Humboldt, ubicado en las instalaciones del Parque Generalísimo Francisco de Miranda, en Caracas, tiene programadas funciones especiales desde las 10 de la mañana.

Los aficionados también tendrán la oportunidad de observar el fenómeno en transmisiones que hará este planetario durante el lapso en el que ocurrirá el eclipse.

El Instituto Nacional de Investigaciones Científicas (Ivic) igualmente invita a los aficionados a acercarse al estacionamiento de la Biblioteca Marcel Roche de la institución, ubicada en San Antonio de los Altos, estado Miranda,  donde profesionales de la Unidad de Divulgación y Socialización de la Física realizarán una proyección para apreciar, de manera segura, este fenómeno.

Mientras que en el estado Mérida, el Centro de Investigaciones de Astronomía (CIDA) Francisco J. Duart dispondrá  del punto nacional de avistamiento más alto.

En Venezuela el último eclipse solar se observó el 26 de febrero de 1998. Este cubrió el sol en su totalidad y, aunque no fue así en todo el país, en ciudades como Maracaibo, estado Zulia, se observó un día completamente oscuro.

Dicho eclipse total del Sol fue el último del siglo XX y el de este lunes 21 de agosto será el primero que cruza Norteamérica en el siglo XXI.

AVN
READ MORE +

Protección Civil Maracaibo ofrece sus recomendaciones para observar el eclipse de este lunes

Este lunes 21 de agosto, los marabinos serán testigos del eclipse solar. El fenómeno en el que la luna se interpone ante el astro rey tendrá una cobertura del sol en Venezuela del 53%, por lo que autoridades municipales recomiendan tomar previsiones.

El director de Protección Civil Maracaibo, José Muñoz, sugiere a los ciudadanos tener en consideración que no seguir las recomendaciones de los expertos podría ocasionar daños visuales.

“Para ver el eclipse se recomienda utilizar filtros de sol especialmente diseñados para ello o usar como protección vidrios de soldador número 13 o 14. Observar el sol durante períodos no mayores a 3 segundos”, aseguró Muñoz.

Recuerda que la forma más segura de ver el sol este evento es mediante proyección, en una superficie plana con un telescopio. Una forma casera de apreciar el sol es perforando con un alfiler en una lámina de cartón, así se proyecta la imagen sobre una superficie preferiblemente blanca.

El eclipse, que se verá de forma parcial en países de América Latina y de forma total en Estados Unidos, comienza desde las 2:28 de la tarde y los astrónomos prevén que culmine a las 4:53 de la tarde.

“También se recomienda a los ciudadanos que se expondrán al aire libre para el avistamiento que mantengan una adecuada hidratación, ya que el eclipse será en horas de la tarde y son mayores las probabilidades de alta humedad”, acotó Muñoz.

El último eclipse solar que se observó el país ocurrió 26 de febrero de 1998. En aquella oportunidad fue un eclipse total de sol, principalmente en zonas del estado Zulia, donde el día se volvió noche.

Dicho eclipse total del Sol fue el último del siglo XX y el de este lunes 21 de agosto será el primero que cruza Norteamérica en el siglo XXI.

Prensa Alcaldía de Maracaibo
READ MORE +