Ahora
Tag: Economía

Gobierno nacional y tenedores de deuda se reunirán el 13 de noviembre

El Gobierno Bolivariano convocó a todos los tenedores de instrumentos deuda venezolana a participar en una reunión que se realizará el próximo lunes 13 de noviembre, en la ciudad de Caracas.

“El presidente Nicolás Maduro hace un llamado a todos los tenederos de deuda a una reunión el próximo 13 de noviembre en la ciudad de Caracas”, informó este viernes el vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, quien indicó que con este encuentro se dará inicio a la  la construcción conjunta de mecanismos eficaces que “garanticen el cumplimiento de los compromisos en el marco de un proceso soberano de renegociación de nuestra deuda externa”.

El Aissami, quien lidera  la comisión presidencial para la reestructuración y el refinanciamiento de la deuda, indicó que para que los inversionistas puedan mantener contacto directo con la comisión, envíen su solicitud de participación en la reunión y reciban detalles sobre el encuentro, fue habilitada la dirección de correo electrónico: renegociacionsoberana@mppvf.gob.ve

“Cuente Venezuela, y cuente la comunidad internacional que iniciaremos un proceso soberano de renegociación de nuestra deuda y seguiremos cumpliendo cabalmente, con transparencia, como lo ha hecho históricamente nuestro Gobierno Bolivariano”, aseveró en rueda de prensa transmitida por  Venezolana de Televisión.

Recordó  que en los últimos cuatro años Venezuela ha cumplido con los pagos de la deuda externa por un monto total de 71.700 millones de dólares.

El Aissami informó que el gobierno inició este jueves junto a Petróleos de Venezuela (Pdvsa) las transferencias bancarias correspondientes al pago de capital e intereses del bono Pdvsa 2017 de cupón 8,5 % por un monto total de 1.121 millones de dólares a las cuentas del banco estadounidense JP Morgan, para cubrir los compromisos con todos los tenedores.

Puntualizó que el pago de esta deuda es la prueba más sólida de cumplimiento que tiene Venezuela.

El vicepresidente informó que la comisión estará conformada por el vicepresidente de Economía Wilmar Castro Soteldo, el ministro de Economía y Finanzas Simón Zerpa, el vicepresidente de planificación Ricardo Menéndez, el ministro de Petróleo Eulogio del Pino, el Procurador General de la República Reinaldo Muñoz y el presidente de Pdvsa, Nelson Martínez.

Este jueves, el presidente Nicolás Maduro anunció la creación de esta comisión presidencial, que tendrá la tarea de consolidar el refinanciamiento y la reestructuración de la deuda externa, con el propósito de superar las agresiones financieras que desde el exterior se tejen contra el país y asegurar la atención social al pueblo venezolano.

El Presidente indicó que luego de cumplir este viernes con el pago de mil 121 millones de dólares del bono Pdvsa 2017, iniciará este proceso, que calificó como “un reformateo” con el objetivo esencial de buscar el desarrollo económico y cubrir las necesidades del país en materia de alimentación, vivienda, salud, educación, seguridad y recreación.

AVN

READ MORE +

Con 22 comisiones ANC elaborará nueva Constitución de la República

La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) aprobó durante la sesión ordinaria de este jueves la instalación de 22 comisiones de este órgano plenipotenciario, que representan al Poder Originario del pueblo, y definió sus presidentes y vicepresidentes.

Cada comisión se encargará de realizar debates y consultas en todo el territorio nacional para evaluar las propuestas e integrarlas a la nueva Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

1. Comisión Constitucional: Hermán Escarrá, presidente; Iris Valera, vicepresidenta.

3. Comisión de Economía Diversificada y Productiva: Eduardo Piñate, presidente; Orlando Camacho, vicepresidente.

4. Comisión de Relaciones Internacionales: Adán Chávez, presidente; Saul Ortega, vicepresidente.

5. Comisión Pública Nacional: Pedro Carreño, presidente; Edinson Alvarado, vicepresidente.

6. Comisión de Justicia y Tutela Efectiva: Andrés Eloy Méndez, presidente; Julio García, vicepresidente.

7. Comisión para la Diversidad, Tolerancia, y Convivencia Pacífica: Earle Herrera, presidente; Taína González, vicepresidenta.

8. Comisión de Derechos Humanos y Garantías Constitucionales: María Alejandra Díaz, presidenta; Alexis Corredor, vicepresidente.

9. Comisión de Comunicación e Información: Tanía Díaz, presidenta; Roque Valero, vicepresidente.

10. Comisión de Misiones y Grandes Misiones Sociales: Juan Carlos Alemán, presidente; David Freites, vicepresidente.

11. Comisión de los Derechos y Garantías de la Juventud: Mervin Maldonado, presidente; Eirimar Malavé, vicepresidenta.

12. Comisión de la Mujer y Equidad de Género: María León, presidenta; Marelis Pérez Marcano, vicepresidenta.

13. Comisión de las Personas con Discapacidad: Emilio Colina, presidente; María Gabriela Vega, vicepresidenta.

14. Comisión de los Adultos Mayores y Pensionados: Presidenta Gladys Requena y el vicepresidente Rafael Argotty.

15. Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología: Haydee Huérfano, presidenta; Ricardo Sánchez, vicepresidente.

16. Comisión de Identidad Cultural: Oscar Alvarado, presidente; Juan Escalona, vicepresidente.

17. Comisión para la Protección Integral del Ambiente y una Cultura Ecológica para el Derecho al Ambiente y la Calidad de Vida: Ricardo Molina, presidente; María Gabriela Villarroel, vicepresidenta.

18. Comisión de Soberanía, Integridad Territorial: Gerardo Márquez, presidente; Frang Morales, vicepresidente.

19. Comisión del Sistema de Defensa y de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB): Euclides Campos Aponte, presidente; Gilberto Pinto Blanco, vicepresidente.

20. Comisión de los Pueblos Indígenas: Aloha Núñez, presidenta; Clara Vidal, vicepresidenta.

21. Comisión para la Consolidación de la Democracia Participativa, las Comunas y los Consejos Comunales: Julio Chávez, presidente; Noris Herrera, vicepresidenta.

22. Comisión de Trabajadores y Trabajadoras: Francisco Torrealba, presidente; Diva Guzmán, vicepresidenta.

AVN
READ MORE +

Bonos venezolanos caen con fuerza tras revelarse planes de reestructuración

Los bonos venezolanos en dólares se hundían casi 20 puntos en precio el viernes, después de que el presidente Nicolás Maduro anunció el día anterior que el país sudamericano planea reestructurar su deuda externa.

El bono del país al 2027, el marcador del mercado, perdía casi 10 puntos de su valor, mientras que la deuda de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), con vencimiento en 2022, cedía 17,55 puntos en los mercados europeos.

El resto de los papeles venezolanos también cotizaban a la baja pese a que el presidente Maduro afirmó que cumplirá con el pago de unos 1.121 millones de dólares que PDVSA debía cancelar el jueves sin demora para evitar caer en incumplimiento.

El llamado de Maduro a renegociar todo el resto de la deuda venezolana elevaba la desconfianza en el mercado, que también se mostraba confundido por el anuncio.

La decisión podría complicar más el ya difícil panorama crediticio del país petrolero, pues las sanciones financieras impuestas por Estados Unidos prohíben a las firmas de ese país comprar nueva deuda del Gobierno y sus entes.

“Nunca se ha pagado un bono completo para anunciar default el día después”, comentó un ejecutivo de una casa de bolsa local, mostrando su desconfianza tras el confuso anuncio presidencial. “Hay quien dice que van a seguir pagando mientras reestructuran”, agregó, bajo anonimato.

PDVSA informó el jueves que había iniciado las transferencias al banco estadounidense JPMorgan para atender el compromiso de su bono 2017, pero los inversionistas todavía no habían recibido el dinero.

CAMBIOS DE PROTOCOLOS

El Gobierno socialista está buscando oxígeno tras cancelar en el último mes más de 2.000 millones de dólares en compromisos de deuda externa, en medio de una merma de ingresos petroleros, que lo llevaron a recortar con fuerza importaciones de bienes fundamentales, como medicinas, bajo una crónica escasez.

Maduro insistió el jueves en que las sanciones impuestas por el presidente Donald Trump, estaban además dificultando honrar los compromisos de Venezuela por los obstáculos que creaban en las que deberían ser rutinarias transferencias bancarias.

Los tenedores de bonos de PDVSA al 2020 recibieron cuatro días más tarde un pago de capital por 842 millones de dólares que PDVSA afirmó transfirió puntualmente a JPMorgan.

Una larga cadena de instituciones financieras involucradas debieron cumplir nuevos protocolos bajo las sanciones financieras en este trámite de pago, dijeron fuentes del mercado familiarizadas con los procesos.

Si los pagos no se concretan, los tenedores de seguros de incumplimiento crediticio de bonos venezolanos (CDS) deberán aguardar al menos tres días para reclamar por el pago del PDVSA 2017, agregaron las fuentes.

Venezuela también está demorada en cancelar unos 800 millones de dólares en intereses, aprovechando un período de gracia de 30 días con el que cuenta para cubrir esas obligaciones que comenzó a retrasar a principios de octubre, incluyendo los intereses del PDVSA 2017.

La petrolera podría caer en incumplimiento el próximo 10 de noviembre si no cancela a tiempo unos 80 millones de dólares en rendimientos del bono al 2027, que hasta el viernes todavía no había abonado a sus tenedores, dijo un operador del mercado.

Reuters
READ MORE +

China confía en que Venezuela cumpla pagos de deuda

El Gobierno de China, uno de los principales acreedores de Venezuela, se mostró hoy confiado en que el país suramericano mantenga sus obligaciones de pago de la deuda, pese a que el presidente Nicolás Maduro anunció una reestructuración de ésta a causa de la crisis económica que vive esa nación.

“Hemos tomado nota de la noticia, y también del compromiso de Venezuela para seguir cumpliendo sus obligaciones”, destacó en rueda de prensa la portavoz de Asuntos Exteriores Hua Chunying, quien subrayó que China “confía en que el Gobierno venezolano conduzca apropiadamente la cuestión”.

“La cooperación es mantenida por instituciones financieras de los dos países sobre las bases de igualdad, beneficio mutuo y desarrollo común, por ahora todos los proyectos funcionan correctamente y seguiremos colaborando”, destacó Hua.

Ante la crisis económica que atraviesa Venezuela y tras un conjunto de ajustes en el ingreso mensual de los venezolanos, el presidente Maduro pidió el jueves que se reestructuren todas las deudas externas del país, y acotó que esto no significa que su país vaya a dejar de cumplir sus compromisos.

EFE
READ MORE +

Pdvsa inició pago de capital e intereses del bono 2017

Petróleos de Venezuela comenzó las transferencias al banco JP Morgan, correspondientes al pago de capital e intereses del Bono Pdvsa 2017, de acuerdo con la instrucción del presidente de la República, Nicolás Maduro.

El gobierno de Venezuela cancelará este viernes 3 de noviembre $ 1.121 millones del bono Pdvsa 2017, pese a los ataques económicos y financieros contra la República, informó este jueves el presidente de la República, Nicolás Maduro.

El Jefe de Estado anunció también la creación de una Comisión Presidencial, encabezada por el vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, para el refinanciamiento y reestructuración de la deuda externa venezolana.

En los últimos cuatro años, el país ha pagado $ 71 mil 700 millones, de los cuales $ 841 millones fueron cancelados el 27 de octubre pasado.

Esta transferencia de recursos forma parte del cronograma de Pdvsa para el cumplimiento de las obligacionesen títulos de valores, refiere nota de prensa de la estatal venezolana.

Luego de este pago, el país asume un proceso de reestructuración y refinanciamiento de su deuda externa para avanzar hacia un nuevo equilibrio económico y mantener cubiertas las necesidades de alimentación, vivienda, salud, educación y seguridad de la nación.

AVN
READ MORE +

Maduro busca reestructurar la deuda externa venezolana

El presidente venezolano Nicolás Maduro anunció que iniciará un proceso de reestructuración y refinanciamiento global de todos los pagos de la deuda externa de este país sudamericano a partir del viernes.

En un mensaje transmitido por radio y televisión, el gobernante indicó que se hará la transferencia de unos 1.121 millones de dólares para los pagos de capital de los bonos de la corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) con vencimiento en el año 2017, y que luego de este pago iniciarían los cambios de reestructuración.

Maduro indicó que, en tiempos de precios petroleros bajos y como consecuencia de las sanciones que Estados Unidos le impuso al país, se hace necesaria la convocatoria de todos los involucrados en la deuda externa —bancos, tenedores de bonos de la Republica y de PDVSA— para iniciar el refinanciamiento y la restructuración de los pagos externos.

Actualmente, Venezuela debe más de 120.000 millones en deuda externa, aproximadamente la mitad de los cuales está en forma de bonos denominados en dólares, según la corredora Caracas Capital.

El mandatario ha descartado los temores de los inversionistas sobre posibles problemas de flujo de efectivo de PDVSA —corazón económico de Venezuela—, a pesar de los riesgos que suponen las restricciones para el uso del sistema de pagos internacional como consecuencia de las sanciones estadounidenses. Éstas prohíben transacciones en bonos emitidos por el gobierno venezolano y PDVSA, e impiden operaciones con ciertos bonos en poder del sector público y el pago de dividendos al gobierno por parte de Citgo, la filial estadounidense de PDVSA, lo que restringe marcadamente las fuentes de financiamiento del país.

Venezuela no enfrenta vencimientos de bonos colocados en los mercados internacionales hasta mediados de 2018.

Maduro designó al vicepresidente Tareck El Aissami, sobre quien pesa una sanción por narcotráfico que le impuso el Departamento del Tesoro estadounidense, a la cabeza de la comisión para la reestructuración de la deuda.

La medida, que busca equilibrar las finanzas del país, se produce en momentos en que Venezuela intenta superar el estancamiento de su producción petrolera y aumentar los ingresos por ese rubro, así como pagar deudas y obtener financiamiento.

Maduro resaltó que la intención del gobierno venezolano es seguir cumpliendo con sus compromisos de deuda externa. En ese sentido, dijo que tiene el dinero y pagará los 1.121 millones de dólares del bono que vence en 2017 a sus acreedores, tal y como ocurrió la semana pasada, cuando Venezuela desembolsó 841,8 millones de dólares para los pagos de capital de los bonos PDVSA 2020.

El presidente pidió también el cese a la persecución financiera de bancos y organismos internacionales contra Venezuela, y afirmó que, a pesar de que el país ha pagado sus deudas, no tiene acceso para colocar nuevos bonos o solicitar más créditos.

Al respecto comentó que, desde que él asumió la presidencia en el 2013, Venezuela ha pagado unos 71.700 millones dólares en deuda, pese a que los ingresos del país mermaron en un estimado de 100.000 millones de dólares por la caída del precio del petróleo. Añadió que las sanciones estadounidenses bloquearon la emisión de un nuevo bono por un monto de entre 3.500 millones y 5.000 millones de dólares.

Dado que la economía venezolana se contrajo más de 35% desde 2014 por la caída de los precios del crudo en los últimos años, el gobierno de Maduro se ha visto obligado a elegir entre pagar a sus acreedores extranjeros o ayudar a una población agobiada por una crisis caracterizada por una inflación que podría cerrar el año en 1.000% y problemas de escasez de alimentos, medicinas y otros productos básicos

El economista Asdrúbal Oliveros indicó que el anuncio de Maduro es “muy ambiguo” y da pie a múltiples interpretaciones.

Lo que sí queda claro es que ya la deuda le está “costando en lo político” al gobernante, ante la dificultad de mantener un equilibrio al pagarla en las actuales condiciones e incrementar las importaciones para satisfacer la demanda de productos en un escenario de escasez de artículos esenciales, dijo el también director de la firma consultora Ecoanalitica en Twitter. El país es altamente dependiente de las importaciones.

AP
READ MORE +

Venezuela entra en hiperinflación

Venezuela registró este mes de octubre una inflación del 50,6 %, respecto del mes anterior, entrando técnicamente en hiperinflación al rebasar por primera vez en su historia el umbral del 50 % que define este último concepto.

Así lo anunció hoy la prestigiosa firma de asesoría económica y financiera Econométrica, que junto al Parlamento -en manos de la oposición- y otras entidades privadas ofrecen periódicamente un cálculo de la inflación en el país caribeño ante la ausencia de datos públicos por parte del Banco Central.

“Con la inflación general de oct-17 (50,6 % respecto a sep-17), Venezuela entra en la definición técnica de hiperinflación planteada por Philip Cagan”, se lee en la cuenta de Twitter de Econométrica, que hace referencia al economista norteamericano que acuñó este concepto en 1956.

Econométrica habla de un “máximo histórico” de inflación en la historia de la nación petrolera, que atraviesa una grave crisis humanitaria marcada por la escasez y la carestía de productos básicos como alimentos o medicamentos.

Fuentes de la firma consultadas por Efe explicaron que Venezuela lleva años cumpliendo con creces las condiciones que llevan habitualmente a la hiperinflación, entre las que destacan la emisión descontrolada de dinero por parte del Banco Central y el descenso de bienes en el mercado a causa de la caída de la producción.

Un día antes de que se difundieran los datos que sitúan a Venezuela, el presidente Nicolás Maduro anunció el quinto aumento del salario mínimo en lo que va de año y el número 39 desde que comenzara en 1999 la Revolución Bolivariana.

Con el incremento de este miércoles, el salario mínimo mensual de los venezolanos se sitúa en 177.507 bolívares, cantidad equivalente a 53 dólares según la tasa del cambio oficial de referencia (3.345 bolívares por dólar) que se queda en poco más de 4 dólares al cambio que se aplica en el mercado paralelo.

“Estos no son aumentos genuinos de salario sino nominales con el que no se pueden comprar los productos”, ha declarado el presidente de la Comisión de Finanzas del Parlamento, el economista José Guerra, que ha dicho que estos incrementos son “apagar la candela con gasolina de avión”.

Venezuela sufre además escasez de billetes, que obligan a los ciudadanos a hacer largas colas ante los cajeros para retirar el poco efectivo que los bancos reciben.

El Banco Central ha presentado por orden de Maduro el billete de 100.000 bolívares, el de mayor denominación emitido hasta ahora. El mayor billete existente era el de 20.000 bolívares.

“Esto era algo que había que hacerse, pero faltaría el de 50 mil bolívares, pues no habrá para dar el vuelto, debería mandarse a imprimir de una vez para simplificar un poco el medio de pago”, dijo sobre ello Guerra, que destacó que la medida “está poniendo en evidencia la hiperinflación”.

El diputado y economista se mostró pesimista sobre las perspectivas del país ante esta crisis.

“Este es el camino que nos lleva al barranco porque no resuelve el problema de fondo que es la inflación y el Gobierno no está en capacidad de hacerlo. Es hora de presentar un programa económico que baje la inflación”, dijo Guerra en una entrevista a Unión Radio.

El diputado pronosticó un nuevo “salto” de la cotización del dólar paralelo respecto del bolívar “que generará un espiral inflacionario”.

EFE
READ MORE +

PDVSA enfrenta pago de 1.200 millones de dólares por vencimiento de deuda

La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) enfrenta el jueves un pago por unos 1.200 millones de dólares por el vencimiento de uno de sus títulos, el último compromiso más pesado del año que pone a prueba al gobierno socialista en medio de una severa crisis económica.

El gobierno del presidente Nicolás Maduro ha aplicado severos recortes a las importaciones de bienes como medicinas, en medio de la merma de sus ingresos petroleros, para cumplir con la concentración de pagos por servicio de deuda externa del país y su principal empresa.

Los inversionistas en el mercado internacional se mostraban optimistas, luego de que la petrolera cumplió con la amortización de unos 842 millones de dólares hace pocos días, en un proceso que por primera vez tuvo una demora inusual.

Los tenedores de su bono al 2020 debieron esperar cuatro días para recibir en sus cuentas el efectivo que PDVSA dijo el viernes giró al banco JPMorgan con el objetivo de cumplir sin dilación el pago del capital y evitar así un incumplimiento. [nL2N1N70G5]

PDVSA y el gobierno venezolano prefirieron en cambio retrasar la cancelación de los intereses de sus títulos desde inicios de octubre, aprovechando que cuentan con 30 días de gracia, pero la medida refleja lo cuesta arriba que se ha hecho para el país petrolero cubrir la seguidilla de compromisos.

Venezuela acumula unos 750 millones de dólares en intereses pendientes de pago en menos de cuatro semanas, tras abonar con demora 41 millones de dólares por los intereses del bono de PDVSA que vence en 2037.

Los pesados pagos de octubre y noviembre se gestionan por primera vez bajo las sanciones financieras que impuso Estados Unidos, por lo que las instituciones financieras de ese país deben cumplir protocolos que obstaculizan las transacciones bancarias del gobierno y sus entes, dijeron fuentes del mercado.

El jueves PDVSA debe abonar sin dilación unos 1.120 millones de dólares en capital a inversionistas de unos de sus papeles que vence y otros 48 millones de dólares en intereses.

Reuters
READ MORE +

En más de 400% aumentó ingreso mínimo de los trabajadores venezolanos en un año

El aumento salarial de 30% decretado este miércoles por el presidente de la República, Nicolás Maduro, representa un incremento superior al 400% con respecto al monto en que se encontraba el ingreso mínimo de los trabajadores hace un año.

En octubre de 2016, el jefe de Estado estableció un aumento de 20%, para fijar el salario mínimo en 27.092 bolívares — con vigencia a partir del 1º de noviembre— y además modificó la base de cálculo del cesta ticket socialista de 8 a 12 puntos de la Unidad Tributaria (UT), para un total de 63.720 bolívares bolívares, por lo que el ingreso mínimo integral se ubicó para esa fecha en 90.812 bolívares.

Con el nuevo aumento del 30%, vigente a partir del 1º de noviembre, el salario mínimo pasó de 136.544,18 bolívares a 177.507,44 bolívares , mientras que el cálculo del bono de alimentación subió a 31 UT, para situarse en 279.000 bolívares, lo que resulta en un ingreso mínimo de 456.507,44 bolívares mensuales.

De este modo, en los últimos 12 meses, el ingreso mínimo mensual que perciben los trabajadores registró un incremento de 365.695,44 bolívares (403%).

En 18 años el Gobierno Nacional ha fortalecido su política de proteger el ingreso de las familias trabajadoras al sumar desde su inicio, en 1999, un total de 41 aumentos del salario mínimo, de los cuales 20 corresponden a la gestión del presidente Maduro.

Esta realidad contrasta con los nueve incrementos decretados durante los últimos 17 años de los gobiernos de la IV República, la mayoría de ellos muy por debajo de los índices inflacionarios de la época.

Aumentos en 2017

A pesar de la baja del precio del petróleo—principal fuente de ingresos de la nación—, del bloqueo financiero internacional, las sanciones del gobierno estadounidense, el ataque a la moneda y las prácticas de especulación, el presidente Maduro se ha centrando en la defensa del poder adquisitivo de las familias venezolanas.

En enero de 2017, el jefe de Estado anunció un aumento de 50%, que ubicó el salario mínimo mensual de los trabajadores del país en 40.638 bolívares. En mayo se decretó un incremento del 60%, con el que el salario mínimo subió a 65.021 bolívares.

El mandatario también modificó el año pasado la base de cálculo del cesta ticket socialista, de 8 a 12 Unidades Tributarias (UT), por lo que el monto que percibían los trabajadores por el bono de alimentación se situaba, hasta febrero de este año, en Bs 63.720.

A partir del 1º de marzo, entró en vigencia el nuevo monto de la UT, que pasó de 177 a 300 bolívares; y en julio el Presidente decretó aumentó el cálculo del bono de alimentación, que pasó de 15 a 17 UT, para situarse en 153.000 bolívares.

Asimismo, en julio se anunció un aumento de 50% con el que el salario mínimo se ubicó en 97.531 bolívares y en septiembre el salario mínimo pasó a 136.544,18 bolívares, mientras que el cálculo del bono de alimentación subió a 21 UT, para sumar 189.000 bolívares.

AVN
READ MORE +

Consecomercio: Aumento de salario es insuficiente para cubrir necesidades

La gremialista María Carolina Uzcátegui aseguró que para que los aumentos de salario mínimo tengan sentido, se deben corregir las “distorsiones” de la economía nacional y “eliminar” el control de cambio

La presidenta del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), María Carolina Uzcátegui, aseveró este jueves que ante el esquema “hiperinflacionario” de la economía nacional, el incremento de salario mínimo integral es insuficiente para cubrir las necesidades básicas del venezolano.

“Mientras un aumento de sueldo no venga acompañado de una serie de medidas que realmente corrijan distorsiones (en la economía), esto no va a ser solución jamás”, añadió la gremialista durante una entrevista en Unión Radio.

El presidente de la República, Nicolás Maduro, anunció ayer un incremento del 30% del salario mínimo que se ubicó en Bs. 177.507,44, mientras que el bono de alimentación pasó a Bs. 279 mil. En ese sentido, el salario mínimo integral quedó en Bs. 456.507,44  y empezó a tener vigencia desde el 1° de noviembre.

Uzcátegui señaló que el sector empresarial toma previsiones como el incremento de precios, reducción de operaciones o recorte de personal para poder pagar estos aumentos que “cada dos meses” realiza el Ejecutivo.

“Venezuela es el único país del mundo donde a la gente le aterra la idea de un aumento salarial porque sabe que todos los precios van a aumentar en función de eso”, dijo Uzcátegui, al tiempo que aseguró que el Gobierno debe “eliminar” el control de cambio para empezar a solucionar los problemas de la economía.

Aseguró, citando datos de la firma Ecoanalítica, que el 90% de los ingresos mensuales del venezolano se destinan a la alimentación, 5% a transporte, 1,5% salud, 1% bebida y tabaco, y el 2.5% restante en vivienda, calzado, educación y diversión.

“El sueldo del venezolano que ayer se elevó a 11 dólares, simple y llanamente no alcanza para cubrir las necesidades básicas de nadie”, puntualizó.

Cortesía de EU

READ MORE +