Ahora
Tag: Trump

Maduro: El pueblo de Venezuela es libre y rebelde

El presidente de la República, Nicolás Maduro, señaló este lunes que el pueblo en la calle es la respuesta de todo un país ante las amenazas belicistas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en contra de Venezuela.

“Aquí está la respuesta del pueblo en la calle. Un río crecido de coraje, de valentía, un río crecido ha recorrido Caracas”, expresó el jefe de Estado desde el Palacio de Miraflores hasta donde marcharon los venezolanos en repudio a las amenazas del gobierno norteamericano.

Maduro, enfatizó que el pueblo de Venezuela no responde a órdenes de ningún imperialismo, tal como ha pretendido imponer el gobierno de Estados Unidos.

Desde el Palacio de Miraflores, en Caracas, donde recibió a las fuerzas revolucionarias que efectuaron una concentración en repudio a las amenazas belicistas del gobierno norteamericano, el jefe de Estado ratificó: “El imperialismo dio una orden y el pueblo venezolano no cumple órdenes del imperialismo. El pueblo de Venezuela es un pueblo libre, rebelde, cimarrón, vergatario.”

reiteró que el pueblo venezolano ha enviado en reiteradas ocasiones un mensaje al mundo de que quiere con soberanía construir su destino, y un ejemplo de ello -dijo- fue la participación masiva en las elecciones del 30 de julio.

“El 30 de julio, en paz, con votos y sin balas, el pueblo le dio una lección al mundo de que Venezuela quiere paz, soberanía, democracia y libertad”, dijo desde el Palacio Presidencial de Miraflores, en Caracas, tras recibir a una multitud que marchó este lunes como manifestación de rechazo a las amenazas del Gobierno de Estados Unidos contra el país.

AVN
READ MORE +

Maduro dispuesto a reunirse con Donald Trump

Tras duros ataques verbales, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, reiteró hoy que desea tener relaciones de “respeto” con Estados Unidos. En esa línea, instruyó a su recién nombrado canciller, Jorge Arreaza, para que “inicie gestiones de una conversación” con Donald Trump.

 “Yo creo en la diplomacia y (…) le ratifico al presidente Donald Trump mi deseo de restablecer relaciones políticas, de diálogo, de respeto, en términos de igualdad”, dijo Maduro en medio de una sesión especial de la Asamblea Nacional Constituyente, en la que se puso a disposición de este poder.

“Inicie gestiones, canciller, para que yo tenga una conversación personal con Donald Trump, para tener una conversación telefónica con Donald Trump”, añadió el gobernante socialista.

Maduro hizo estas declaraciones en el marco de las recientes sanciones económicas y migratorias de Washington al propio presidente venezolano y a una veintena de funcionarios de su Gobierno, a los que el Departamento del Tesoro acusa de violar los derechos humanos y socavar la democracia.

El mandatario de Venezuela señaló, además, que le gustaría que esta reunión se efectuara de forma bilateral durante su próximo viaje a Estados Unidos, cuando comparezca a una sesión de la Organización de las Naciones Unidas.

“Si está tan interesado en Venezuela aquí estoy yo, aquí está el jefe de su interés, mister Donald Trump, aquí está mi mano, si de manos se trata, aquí está mi palabra, que la tengo”, dijo Maduro.

Con todo, el presidente venezolano enfiló contra su par estadounidense y lo catalogó como “emperador” y “sultán”, tras renovar sus críticas a las sanciones contra sus funcionarios.

“¿Hasta donde se cree el emperador Trump que es gobernador del mundo? (…) ¿Se cree un nuevo sultán? ¿Se cree un nuevo rey de reyes? El único rey de reyes que hay es nuestro señor Jesucristo”, agregó.

Maduro dijo también que las sanciones impuestas a los funcionarios no tienen “base jurídica”, y exhortó a la presidenta de la Asamblea Constituyente, Delcy Rodríguez, a “buscar justicia” en Estados Unidos.

Las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela se volvieron tensas casi desde la llegada del chavismo al poder, en 1999, pese a que el intercambio comercial entre ambas naciones, cimentado casi de forma exclusiva en la compra-venta de petróleo y combustibles, se mantiene invariable.

La nación suramericana atraviesa una oleada de protestas a favor y en contra del Gobierno de Nicolás Maduro, que se saldan con al menos 121 fallecidos tras desembocar algunas de las manifestaciones en hechos violentos.

Las protestas arreciaron cuando Maduro convocó a la elección de la Asamblea Constituyente, un órgano que no reconocen la oposición venezolana, Estados Unidos, la Unión Europea y una docena de países latinoamericanos.

EFE
READ MORE +

Venezuela revisará relaciones con EEUU por declaración de Trump

El canciller venezolano, Samuel Moncada, inició la lectura de la respuesta oficial del Gobierno venezolano  tras la emisión de un comunicado por parte de Estados contra Venezuela.

“El delgado velo democrático de la oposición venezolana ha caído y revela la brutal fuerza intervencionista del gobierno estadounidense que ha estado detrás de la violencia sufrida por el gobierno venezolano, no es la primera vez que denunciamos y confrontamos amenazas tan disparatadas como las contenidos en este insólito documento”.

Pidió a otros países entender la “brutal amenaza” del comunicado y aseguró que el poder Constituyente está previsto en la Carta Magna.

“Ya no está amenazando a individuos sino al pueblo entero con sanciones económicas, eso es un abuso, una grosería de la violación del derecho internacional, se prohíbe la amenaza del uso de sanciones, y el Gobierno de EEUU esta irrespetando irregularmente contra elecciones, contra la voz de un pueblo, de un país, de un pueblo de millones que el domingo salió a las calles a votar en un ensayo, y al señor Trump no le gustó”.

“Aquí debemos saber quién es venezolano y quién no, quién nació en este país y cree en Bolívar y quién no, quién aprendió en la escuela que somos libres y quién no, yo hago un llamado a la oposición, es un momento definitorio”.

Destacó que “este es un momento definición, nos tocó a nosotros salir en la defensa de la Patria, por instrucción del presidente de la República haremos la revisión de la relación con Estados Unidos, no aceptamos humillaciones, respeto sí, humillaciones no”.

Cortesía Unión Radio
READ MORE +

Maduro anuncia reuniones de “muy alto nivel” con EEUU por la crisis en Venezuela

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que aprobó reuniones de “muy alto nivel” con Estados Unidos y se mostró dispuesto a dialogar con su par norteamericano, Donald Trump, si éste logra ver “la verdad” sobre la situación en el país caribeño, sumido en una profunda crisis política.

“Han pedido unas reuniones importantes, de muy alto nivel. No las voy a desvelar ni a informar todavía”, dijo Maduro anoche en cadena nacional de radio y televisión.

Añadió que aprobó esas reuniones y que está listo para “dialogar con quien se tenga que dialogar, inclusive con el gobierno de Estados Unidos”.

Maduro destacó que “si el presidente Donald Trump lograra visualizar con un halo de luz la verdad de Venezuela”, él podría dialogar “algún día” con el mandatario republicano.

Más de 70 personas murieron y unas 1.300 resultaron heridas en Venezuela en una ola de protestas casi diarias que sacude al país desde principios de abril y que comenzó luego de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) asumiera las competencias de la Asamblea Nacional y le otorgara poderes especiales a Maduro.

Las protestas, muchas veces violentas y duramente reprimidas, se intensificaron desde el 1 de mayo, cuando Maduro convocó una Asamblea Nacional Constituyente como solución a la crisis, algo que la oposición consideró un intento ilegal de perpetuarse en el poder y de evitar celebrar elecciones largamente pospuestas.

En sus declaraciones de anoche, Maduro celebró la “victoria más grande en la historia” de la Organización de Estados Americanos (OEA), y felicitó a la ex canciller Delcy Rodríguez por su actuación durante la asamblea celebrada en Cancún en la que se discutió la crisis de Venezuela, citó la agencia de noticias EFE.

“Victoria de la patria, contra el intervencionismo ha triunfado Venezuela”, apuntó Maduro.

Télam
READ MORE +

Trump saca a su país del Acuerdo climático de París, en vigor desde noviembre

El presidente de EEUU, Donald Trump, confirmó hoy su decisión de sacar a su país del Acuerdo climático de París, tal y como prometió en campaña electoral y rompiendo el compromiso firmado por su antecesor, Barack Obama, con casi 200 países.

Destinado a sustituir en 2020 al Protocolo de Kioto, el Acuerdo tiene como objetivo “mantener la temperatura media mundial por debajo de dos grados centígrados respecto a los niveles preindustriales”.

No obstante, el texto recoge que los países se comprometen a llevar a cabo “todos los esfuerzos necesarios” para que no se rebasen los 1,5 grados y evitar así “los impactos más catastróficos del cambio climático”.

Se da la circunstancia de que por primer vez, el Acuerdo de París ha hecho coincidir a los países más contaminantes y a los más vulnerables.

El Acuerdo de París, en vigor desde el 4 de noviembre de 2016, es el primero global contra el cambio climático.

Para su efectividad era necesario la ratificación del mismo por parte de al menos 55 países representantes del 55% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

Esa meta se alcanzó el pasado 5 de octubre, cuando la Unión Europea (UE), que representa el 12% de las emisiones, hizo entrega de los documentos de ratificación del Acuerdo en la sede de la ONU. Hasta ese momento, los 61 países que ya lo habían ratificado sumaban el 47,7% de las emanaciones globales.

Firmado el pasado 22 de abril como primer paso hacia la ratificación, el Acuerdo de París fue adoptado el 12 de diciembre de 2015 en la capital francesa por los 195 países signatarios de la Convención Marco de la ONU sobre cambio climático y la Unión Europea, en el transcurso de la 21 Conferencia de las Partes (COP21).

El Protocolo de Kioto de 1997 estableció objetivos de emisiones solo para países desarrollados, una de las razones por las que EEUU decidió no participar en ese pacto, que está en vigor desde 2005.

El Acuerdo de París es legalmente vinculante en su conjunto, no lo es sin embargo en buena parte de su desarrollo (las llamadas decisiones) y tampoco lo es en los objetivos nacionales de reducción de emisiones.

Su fuerza reside en el mecanismo con el que periódicamente deben revisarse los compromisos de cada país y esto sí es jurídicamente vinculante.

Cada país está obligado a rendir cuentas de su cumplimiento, y a renovar sus contribuciones al alza cada cinco años. Los estados que quieran, pueden usar mecanismos de mercado (compraventa de emisiones) para cumplir los objetivos de emisión.

La primera revisión de las contribuciones tendrá lugar en 2018 y la primera actualización de las mismas en 2020.

El Acuerdo no establece sanciones por incumplimiento, pero sí fija un comité que diseñe un mecanismo transparente para garantizar que se cumplen los compromisos adquiridos y advertir antes de expirar los plazos si puede o no cumplirse lo acordado.

Además, con este acuerdo los países se comprometen a conseguir “un equilibrio entre los gases emitidos y los que pueden ser absorbidos” en la segunda mitad de siglo, es decir, que no se pueden producir más emisiones que las que el planeta pueda absorber, bien por mecanismos naturales o por técnicas de captura o almacenamiento geológico.

En cuanto a la financiación, el nuevo Acuerdo de París obliga a los países desarrollados a contribuir a financiar la mitigación y la adaptación en los Estados en vías de desarrollo, y anima a los estados que se encuentren en condiciones económicas de contribuir a que efectúen aportaciones voluntariamente.

En este sentido, la intención de financiar debe ser comunicada dos años antes de transferir los fondos.

Según el Acuerdo, el compromiso radica en lograr que para 2025 se movilicen 100.000 millones de dólares anuales, aunque se fija una revisión al alza para antes de ese año.

En un principio, Estados Unidos y China, buscaron “liderar” la lucha contra el cambio climático y se fijaron metas de reducción de emisiones.

China, por su parte, prometió impedir el crecimiento de gases invernadero a partir de 2030 y EEUU, que se comprometió entonces a recortarlos entre un 26 y un 28% respecto a los niveles de 2005, cambió su posición tras la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca en enero de 2017.

Si la decisión de Trump se traduce finalmente en la retirada de EEUU del Acuerdo, el artículo 28 del mismo establece que la salida no se produciría oficialmente hasta pasados cuatro años. Según ese artículo, solo se puede solicitar la retirada tres años después de la entrada en vigor del Acuerdo y un año después de la notificación por escrito al Secretario General de la ONU.

Atrás queda la asociación de EEUU y China, los países más contaminantes del mundo -entre los dos suman cerca del 40 % de las emisiones globales-, contra el cambio climático. En un principio fue éste el punto de mayor consenso, el mismo que les llevó a ratificar el 3 de septiembre de 2016 juntos, en un acto en la ciudad china de Hangzhou, el Acuerdo de París.

El 22 de junio de 2016, el Acuerdo de París y la Convención Marco de la ONU sobre el cambio climático (UNFCC) fueron galardonadas con el Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional, máxima distinción que se otorga en España.

EFE
READ MORE +

Donald Trump aseguró que la crisis en Venezuela es “una desgracia”

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump , dijo este jueves que la crisis política y económica en Venezuela es una “vergüenza para la humanidad”, y que constituye una situación que la región no había visto “en décadas”.

Trump volvió a opinar sobre la crisis que atraviesa el gobierno de Nicolás Maduro y la calificó como “una desgracia

“Una Venezuela estable y pacífica está en el interés de todo el hemisferio. Estados Unidos está del lado de todos quienes desean ser libres en el continente”, agregó.

AFP
READ MORE +