Ahora

VERDADES Y RUMORES ¿Se puede salvar la MUD? / Por Darwin Chávez @darwinch857

REQUIEM. Nadie apuesta un bolívar en este momento por la Mesa de la Unidad Democrática. Muchos la dan por muerta. Otros creen que puede salvarse. Hay quienes proponen crear una nueva plataforma. Todas esas visiones tienen sus bemoles. La MUD está en una crisis que parece terminal. La acumulación de errores, los intereses de cada partido, la ausencia de una verdadera Unidad, la carencia de una vocería única, la doble moral de algunos de sus integrantes y además la desconfianza de un sector de la población han coincidido en este momento. Ha sido una explosión por etapas. La primera detonación ocurrió cuando no pudieron frenar la imposición de la Asamblea Nacional Constituyente el 30J, la segunda se produjo la noche del 15-O cuando Tibisay Lucena anunció los sorpresivos resultados electorales y no supieron reaccionar. Y la tercera explosión ocurrió este lunes 23 de octubre cuando Acción Democrática juramentó a sus cuatro gobernadores ante la ANC. Pareciera que eso y lo ocurrido después es el tiro de gracia a la coalición opositora. El Gobierno logró su objetivo: acabar con la MUD. Lo venía trabajando desde hace mucho tiempo colocando trampas, persiguiendo a unos y favoreciendo a otros, generando desconfianza y por supuesto acordando con algunos de sus integrantes. Hay una evidente desconexión entre la MUD y la disidencia ciudadana producto de los últimos fracasos, pero sobre todo de los cuatro meses de lucha y los más de 100 muertos que para la gente no sirvieron de nada, pues para el común todo sigue igual. Eso produjo que en las elecciones regionales la Mesa de la Unidad perdió dos millones de votos. Pero además es interesante que el Chavismo sigue estancado alrededor de 5,6 millones de votos, o sea que el votante que perdió la MUD no se deslizó al oficialismo. Sencillamente se desactivó por ahora ¿Hay espacio para la reconstrucción? Más bien la pregunta debería ser ¿Hay posibilidades de una reconciliación interna? En este momento la respuesta para ambas interrogantes es NO ¿Se debe crear una nueva plataforma? Eso lleva su tiempo. Entre la muerte de la Coordinadora Democrática y el nacimiento de la MUD transcurrieron casi tres años ¿Aguanta el país ese tiempo? Algunos exigen no sólo una nueva plataforma, sino también nuevos líderes ¿Eso es posible? Los liderazgos no surgen rápidamente y mucho menos logran posicionamiento en el pueblo de la noche a la mañana. Todos esos escenarios que implican tiempo para que cuajen y cuadren, benefician al Gobierno que piensa adelantar lo más posible la elección presidencial y así aprovechar la crisis de identidad de la oposición. Y sin una coalición de partidos, la disidencia se fragmentaria y eso le conviene al régimen ¿Cuál puede ser la solución? En primer término una depuración de la MUD, luego una encerrona entre sus miembros para que se digan todo lo que deban decirse y quizás hasta copiar la idea del Congreso de la Patria que ayudó a reunificar al oficialismo después del 6D. En la MUD podrían llamarlo el “Congreso de la Democracia”. La denominación es lo de menos, porque lo que interesa es que a través de esa figura de participación se incluyan a todos los sectores democráticos, entre ellos empresarios, iglesias, estudiantes y por supuesto el Chavismo disidente. Sería un mecanismo de participación, discusión y construcción de una estrategia de lucha. Si la MUD sigue como va, se encamina a su muerte.

PRESIDENCIALES. Llama la atención que aún luego de casi 15 días de las elecciones regionales, poco se habla en el oficialismo del adelanto de las elecciones municipales y presidenciales. La escogencia de los nuevos Alcaldes no es una prioridad porque el PSUV tiene la mayoría de los municipios y a eso hay que agregar los que han ocupado rebanando a los burgomaestres opositores. La clave está en la elección presidencial. Ese es el proceso más importante porque representa consolidar, por ahora, su permanencia en el poder ¿Por qué no fijan la fecha para lo antes posible? ¿Qué los frena? Definitivamente los detiene la escogencia del candidato presidencial. Maduro no debería ser, pero está envalentonado por las victorias de la Constituyente y las regionales. Maduro es un peligro. Él puede ser el revulsivo para que la disidencia se una en torno a un candidato. Incluso pudiera generar la aparición de la figura de un outsider opositor que reagrupe a quienes adversan al régimen. Mantener a Maduro es un riesgo. Pero si no es Maduro ¿Quién? ¿Diosdado? ¿El Aissami? ¿Cilia? ¿Maria Gabriela? Ninguno genera consenso. Y esa escogencia sería interna, porque sería imposible que el candidato salga de unas primarias, como si pudiera ocurrir en la oposición. Y si no hay consenso, el oficialismo podría dividirse. Considero que esa disyuntiva es lo único que impide que fijen la fecha de las presidenciales para el primer trimestre de 2018. Por eso no podemos descartar que el candidato sea un militar que genere un consenso por obediencia y protección.

GUANIPA. Tremenda la encrucijada que le ha tocado vivir al Gobernador electo del Zulia, Juan Pablo Guanipa, ante la arremetida ilegal del gobierno y su pretensión de obligar a los mandatarios opositores a acudir ante la Asamblea Nacional Constituyente a prestar juramento. No era una decisión fácil. Si aceptaba sería crucificado por un sector de la población. Si no aceptaba perdía el cargo para el cual tanto trabajó. Al final tomó una decisión soberana y basada en su conciencia, en la consulta de los sectores que conforman las fuerzas vivas del estado, además por supuesto de sus aliados políticos. Analicemos los escenarios que tenía Guanipa. ACEPTAR: si Guanipa hubiera aceptado acudir ante la ANC hubiese sido bombardeado por un sector de la población, sobre todo por quienes “hacen vida” en las redes sociales, por varios de sus aliados y por el sector racional que forma parte del corredor electoral. Especialmente hubiese caído en las garras de los más radicales, principalmente de aquellos que impulsaban la abstención. Esa descarga pudo haber sido un mal temporal y que de pronto se hubiera podido olvidar con el paso de los días y con la efectividad de su gestión. Lo peor era el efecto en la población más racional y pensante. Esa que votó por él porque representaba un cambio. Hubiera perdido mucho de lo que ganó. Pero el lado más o menos positivo era que la gran mayoría de los 700 mil zulianos que votaron por él, no son parte de la “posverdad”, aunque con el permiso de la RAE debería ser “postverdad” por aquello de postear, de las redes sociales. Son de esos que aspiraban y esperaban de él su apoyo para salir de sus problemas. Pero además hubiera caído en las fauces de su principal enemigo: el oficialismo. Ellos no perdonan a sus víctimas. Lo hubieran cercado. Le hubieran quitado todas sus competencias. Lo habrían dejado con una nómina de 70 mil empleados, gran parte activistas del PSUV, sin dinero y sin posibilidades de hacer gestión. Pero además sin opciones para quejarse porque él había escogido el camino de la sumisión. Ir a la ANC a juramentarse era tener a medias el poder por 4 años o menos y luego devenía su muerte política. NEGARSE: en este escenario gana y crece con su liderazgo porque apartó sus intereses para colocar primero los del país. Pasó a una escala superior porque superó las presiones de quienes trataban de convencerlo, pero sobre todo del Gobierno que lo trató de chantajear. Prefirió el sacrificio ahora, antes que ser un gobernante temporal. Se ganó el respeto hasta de quienes lo adversaron. Hoy pierde su cargo como Gobernador, pero mañana puede ocupar posiciones mucho más elevadas en la reconstrucción del país. Pero también corre serios peligros por las acciones que en retaliación apruebe la ANC, ya que esa instancia ilegal e ilegítima también asume funciones como tribunal que busca castigar a quienes se oponen a sus decisiones. Es probable que el régimen pretenda encarcelar o inhabilitar a JPG. Cualquier cosa puede ocurrir en el marco de la pretensión oficialista de arrollar definitivamente a la disidencia. Mi apreciación es que debía ser coherente con su discurso que llamó a rechazar la ANC por su ilegalidad e ilegitimidad. No debía juramentarse. Perdía más cediendo ante la ambición oficialista y gana más siendo consecuente con sus palabras y asumiendo con dignidad. No es fácil razonar y exponer una decisión como esa en un país con tendencia a lo inmediato y al corto plazo. El tiempo y los acontecimientos dirán si acertó o se equivocó.

LA LLAMADA. El lunes 16 de octubre cuando analizaba en frío los resultados de las elecciones regionales, recordé y comencé a entender una llamada telefónica que recibí desde Caracas. Esa comunicación ocurrió a comienzos del mes de agosto en pleno proceso de inscripción de candidaturas para los comicios de gobernadores. Pero este lunes 23 de octubre terminaron de cuadrar las piezas de la llamada ¿Qué me informaron en aquella misteriosa comunicación? Que todo estaba cuadrado: “Saludos amigo periodista. No te mates mucho la cabeza con las elecciones regionales, que ya eso está cuadrado” ¿A qué te refieres con “cuadrado”? Increpé de inmediato: “Ya se repartieron las gobernaciones y por lo menos van a quedar tablas. Uno de los que sale es Henri Falcón quien tiene muchos enemigos en la MUD y en el Gobierno también quieren salir de él. A Pancho tampoco lo quieren y no lo ayudarán a ganar. Ya todo se acordó con un personaje muy influyente en la oposición. Lo apretaron con sus negocios. Él tiene nexos económicos con el Gobierno a través de unos familiares de su esposa. A los tipos les paralizaron los pagos, los asfixiaron y obligaron al personaje a negociar. Estaba en juego mucho dinero. Le dieron por dónde más le duele y accedió. Te vas a acordar de esto que te estoy comentando”. Antes de concluir la conversa pregunté quién era el opositor con quien había acordado el régimen: “Por los resultados y sus acciones sabrás quien es. Ten paciencia”. El lunes 23/10 en horas de la tarde terminé de entender todo.

AUGE Y CAÍDA (2). La caída de Pancho no se detiene a pesar que lo nombraron “Protector” encargado del Zulia. Eso es un cargo burocrático donde estará más vigilado y carecerá de la autonomía que tenía en el Gobierno regional. Lo colocan en el recién creado cargo, con el fin de disminuir el ruido interno que causó su derrota. Pero tiene plomo en el ala. Luego del 15-O comenzaron a aflorar las diferencias en el PSUV Zulia. Ese malestar existía, pero él lo logró controlar con mano de hierro. Su conducción de la tolda roja en la región ha sido muy cuestionada. Tal como señalamos en muchas ocasiones, Pancho no reunía y mucho menos consultaba a la Dirección Regional. Todo lo decidía él y gente de su entorno, alguno de los cuales saben muy poco de política. Ahora comienzan a emerger los cuestionamientos a su estilo y se demuestra la división que existe en el PSUV. Eso es la consecuencia del particular estilo para hacer política. Estilo que entró en problemas a partir de la muerte de Chávez, que se había convertido en su protector. Una vez Chávez muere, comienza su largo trajinar con quienes en el cogollo caraqueño no lo querían. Había muchas dudas razonables sobre él y su entorno. Por eso se ordenaron varias investigaciones de las andanzas de ese entorno. Un entorno al que no le preocupaba hacer una buena gestión, pues sólo los ocupaba hacer dinero. Ese entorno al que bauticé como “La Troika” y cuyos integrantes se terminaron de convertir en millonarios durante esta gestión. Nunca les puso freno. Nunca prestó atención a todas las denuncias hechas en su contra. Nunca corrigió los errores. Y ahí están las consecuencias. Muchos proyectos interesantes e importantes murieron porque a “La Troika” sólo les interesaban los negocios. Por ejemplo ¿Dónde está el proyecto del “Bergantín zuliano? ¿Qué pasó con los Ecoparques? ¿Qué ocurrió con el proyecto de la autopista lacustre? Y así son muchos las obras que pudieron haber cambiado la gestión, pero eso nunca importó. “La Troika” se encargaba de recibir los proyectos y si no veían la ganancia para sus cuentas personales, sencillamente eran engavetados. Incluso uno de los personajes más voraces e influyentes de “La Troika” paralizaba las obras, porque engordaba el dinero en las cuentas bancarias para así obtener jugosas comisiones. Pronto más detalles.

COLAPSO. A pesar que el conflicto político opaca informativamente la situación económica, el colapso de la economía parece estar muy cerca porque el gobierno no tiene el dinero suficiente para cubrir todas sus necesidades y solucionar los problemas que agobian a los venezolanos. Además que las variables macroeconómicas, a pesar que el BCV se empeña en esconder las cifras oficiales, son devastadoras. Recién la firma Torino Capital hizo un ajuste en su proyección de inflación 2017 y 2018. Para este año el aumento de los precios superará el 1.000% y agárrense bien porque para 2018 proyectan una inflación superior al 5.000%. En cualquier país normal, con un gobierno serio eso sería devastador y obligaría a un ajuste veloz y profundo de la conducción de la economía. Incluso hay países en los cuales tragedias similares generan la renuncia del gobierno y la convocatoria de elecciones ¿Se acuerdan de Grecia? Como en Venezuela no hay un gobierno serio, se mantiene el rumbo de un modelo que causó el desastre y motivará el colapso. Maduro sigue al pie de la letra las indicaciones del economista español, Alfredo Serrano Mancilla, quien parece estar usando a Venezuela como un laboratorio en el cual experimenta sus teorías económicas comunistas. Es tan malo el manejo económico del régimen, que el Presidente el pasado jueves 7 de septiembre anunció desde la ANC un plan económico que tenía como rasgos llamativos la nueva canasta de monedas y el “Plan 50” de fijación de precios. Hoy 26 de octubre (día de publicación de esta columna) han transcurrido 49 días y no han hecho la primera subasta de yuanes, yenes, rublos, rupias o lochas negras y eso mantiene casi paralizada la economía. Pero asimismo tampoco han dado a conocer los precios máximos de venta de ese “Plan 50”. No les interesa resolver la crisis económica, porque ese caos es uno de los pilares sobre los cuáles se sostienen en el poder: control y dependencia del pueblo. Los otros dos son los militares y un sistema electoral secuestrado. El gran obstáculo del Gobierno para mantener ese caos controlado es la falta de dinero para el festín y eso si les interesa resolver. La ausencia de confianza en el régimen y las sanciones internacionales están reduciendo, por no decir que acabaron, sus opciones para acceder a financiamiento internacional, pero además tiene compromisos de pago de deuda que superan los $3.500 millones en las próximas tres semanas. Sobre eso hay dudas si el ejecutivo pagará o no, tomando en cuenta que entre el 12 y 13 de octubre se vencieron $321 millones en intereses y aún no han cancelado. Pero si sumamos lo correspondiente a 2018, estamos hablando de más de $20 mil millones que deben pagar. Al final van a cancelar aunque eso se traduzca en una reducción de la disponibilidad financiera para comprar medicinas y alimentos, en parte por algo que ya explicamos en Verdades y Rumores (LEA: http://verdadesyrumores.com/gobierno-por-que-sigue-pagando-la-deuda-a-pesar-de-la-iliquidez/). Si quiere más detalles sobre qué nos depara la economía en el corto y mediano plazo acceda al seriado ¿Hacia dónde va Venezuela? que hemos comenzado a publicar en VyR (LEA: http://verdadesyrumores.com/analisis-hacia-donde-va-venezuela-i/). Si hasta ahora el país ha vivido la “tormenta perfecta” de la crisis económica, se acerca el “huracán perfecto”.

¿ENCARGADO? Me llamó mucho la atención que luego de la fanfarria con la cual Maduro anuncia que Pancho es el “Protector del Zulia”, para lo cual lo nombra en la Presidencia de Corpozulia, en el decreto 3.110 publicado en la Gaceta Oficial número 41.262 deja muy claro que es un “ENCARGADO” y no el titular de ese despacho ¿Por qué como encargado? Pancho ¿Eso no es una ofensa para alguien que fue parte del 4F, amigo de Chávez y además viene de ser Gobernador del estado? ¿Desconfianza presidencial? ¿Cautela presidencial? ¿Pancho lo pidió así? ¿Sólo es por un tiempo corto mientras bajan las aguas? No fue conmigo y me impactó.

ELECCIÓN. Aunque se supone que el oficialismo terminará de concretar la ilegal inquisición contra Juan Pablo Guanipa, designando a la presidenta del Consejo Legislativo, Magdelis Valbuena, lo que obligaría en un lapso de 30 días a convocar una nueva elección en el estado; no hay claridad en torno a si finalmente harán el proceso ¿Por qué no hay claridad? Porque pudieran estar analizando la conveniencia de hacer esa elección o si la mejor salida es dejar a la señora Valbuena por tiempo indefinido. Ella, con todo el respeto que me merece, no da ni frio ni calor. Pero si llaman a elecciones eso pudiera encender los problemas internos ¿Quién sería el candidato? ¿Pancho? ¿Néstor Reverol? ¿Omar Prieto? ¿Luis Caldera? ¿Fidel Madroñero? Esa sería una escogencia en la cual los padrinos que tenga cada aspirante decidirían quién sería el abanderado ¿Quién querría ser el candidato en las actuales circunstancias? ¿A quién le gustaría ser el escogido en medio de la conflictividad que deja la acción contra Guanipa? ¿Preferirían Prieto y Caldera asegurar sus nuevos períodos en sus municipios? Del lado opositor las cosas están mucho peor, porque uno puede suponer que la MUD no participaría, claro está si para ese momento aún existe la coalición opositora. Y si no participa o existe la MUD ¿Quién o quiénes se lanzarían a la Gobernación por la oposición? ¿Hernán Alemán por AD? ¿Carlos Alaimo? ¿Algún outsider? Nada está claro. Ni siquiera está claro que el PSUV quiera hacer tan pronto una elección en el Zulia. Esperemos.

RUPTURA. Aunque no hay nada oficial aún, todo parece indicar que el Partido Independiente Zuliano (PIZ) y el Voluntariado “Pasión por Maracaibo” del empresario Carlos Alaimo rompieron su alianza con Juan Pablo Guanipa. Alaimo fue muy activo en explicar los argumentos para convencer a Guanipa de juramentarse ante la ANC. Varios fueron los mensajes públicos que remitió al Gobernador electo para que modificara su decisión de no acudir ante la Asamblea Nacional Constituyente. El médico y empresario esgrimía que era el momento de las decisiones políticas y que eso pasaba por la defensa de los más de 700 mil zulianos que votaron por JPG el 15-O. En su mensaje final fue tajante al criticar que prevaleciera la “recomendación” de la Dirección Nacional de Primero Justicia. Con esa postura Alaimo y sus organizaciones ratifican su posición de independientes.

COHERENCIA. Esa fue la palabra más usada por el partido Voluntad Popular en el Zulia para respaldar la posición final de no juramentarse ante la ANC. Sobre el particular conversé con Gustavo Ruiz, miembro de la Dirección Regional de VP en el estado, y este me comentó días antes del anuncio oficial que se debía mantener la coherencia: “Si tanto hemos criticado a la ANC y la hemos calificado de ilegítima, no podemos acudir ante ese organismo para recibir una autorización que está fuera de la ley. Que sea el Gobierno quien se mantiene al margen de la constitucionalidad. La Constitución del Zulia es clara y Juan Pablo Guanipa debe juramentarse ante el Consejo Legislativo. Si la coherencia nos hace perder temporalmente un espacio, pues que así sea. Lo primero es el rescate de la democracia y la verdadera paz de Venezuela”.

  1. AD. Difícil y costosa la decisión que tomó Acción Democrática y Henry Ramos Allup de juramentar a sus cuatro Gobernadores ante la Asamblea Nacional Constituyente. Nadie se cree el cuento que fue una decisión personal de los electos, entendiendo que HRA tiene control absoluto de todo lo que se mueve y respira dentro de AD. Dejan la puerta abierta a muchas interpretaciones y además le dan argumentos a quienes lo han acusado de tener acuerdos con el gobierno. La jugada fue arriesgada. Hay que reconocer que Ramos Allup es un político “profesional” y pragmático que está formado en la lucha, pero que como cualquier ser humano puede sacar mal las cuentas y medir mal las consecuencias. Hoy están siendo vapuleados por la opinión pública nacional. Lo ocurrido puede significar que AD pierda buena parte del terreno recuperado, sobre todo si esos gobernadores al final no pueden hacer gestión y se vean imposibilitados de cumplir con las promesas, porque el oficialismo castra sus competencias y ahoga sus finanzas. Varios días antes de lo ocurrido expresé públicamente mis dudas sobre la decisión que podría tomar AD, porque los veía cercanos a acudir y doblegarse ante la ANC. Lamentablemente mis dudas tenían fundamento ¿Todo es un riesgo bien calculado? Esperemos los resultados de la jugada.

BOMBEROS. Muchas fueron las supuestas razones e irregularidades que motivaron la intervención del Cuerpo de Bomberos de Maracaibo. Los interventores llegando prometiendo de todo y nada han cumplido, más allá de unas cajas de Clap que llegaron pocos días después. Una de las promesas que hicieron al ocupar la institución, fue que venían un grupo grande de ascensos. Pasó el 20 de agosto cuando se celebra el Día Nacional del Bomberos y no hubo ascensos. Todavía los efectivos con méritos para dichos ascensos siguen esperando y no hay respuesta. Tampoco ha llegado la prometida dignificación salarial. Pero además se perdió el orden y la disciplina. Hay una guerra abierta entre quienes ocupan cargos medios y altos. Y lo peor es que producto de la intervención se paralizó la emisión de la permisología y ahora pretenden imponer multas astronómicas a quienes pagaron el trámite, pero nunca lo pudieron formalizar por la sencilla razón que la oficina estuvo cerrada por la intervención. Ahora los usuarios deben pagar 400 unidades tributarias por culpa de una intervención en la cual ellos no tienen nada que ver.

METROGOLPES. Que feo se está tornando el conflicto de poderes en el Metro de Maracaibo. A finales de la semana pasada hubo una matazón colectiva. Hay dos bandos en pugna. Por un lado está el presidente de la empresa, Tito Meleán, quien trata de defender de las ambiciones e intromisiones de “Los Caraqueños” que se aliaron con el sindicato oficialista de trabajadores. Se han acusado de todo. Se dice que el grupo de Meleán lanzó mensajes acusando de irregularidades a la alianza de caraqueños y sindicalistas, pero estos ripostaron mostrando a los medios el cementerio de autobuses, los problemas operacionales y además paralizaron las actividades. El punto de mayor diferencia es la contratación de la nueva empresa de seguros que proveerá el HCM para el personal. La alianza macabra presiona para contratar una empresa, porque supuestamente van a recibir una muy jugosa comisión. Buscaron ayuda por el Ministerio y Tito Meleán dijo que además del dinero del seguro, debían enviar los recursos para pagar los compromisos contractuales que se le adeudan al personal. Con eso se trancó el serrucho y por eso las fuertes peleas internas. Mientras el conflicto avanza, la calidad de servicio del Metro ha caído a niveles preocupantes. Ya comprendí aquella cifra de Bs. 1.200 millones. Con razón la matazón.

¿Y AHORA? Esa pregunta debe rondar la cabeza de todos aquellos funcionarios ¿o ladrones? de la Gobernación del Zulia que ante la victoria de Juan Pablo Guanipa comenzaron a saquear los bienes públicos. Cómo ahora asumirá Magdelis Valbuena ¿Van a devolver las computadoras, bombas, baterías, cauchos y demás bienes del estado que fueron robados y vendidos en el mercado negro que nació en paralelo? ¿Cómo harán con toda la información que fue borrada de las computadoras? Pero además ¿Van a revertir la intervención de la Policía del Zulia, van a regresar los grandes hospitales, devolverán las instalaciones deportivas y reasumirán el manejo de los peajes, entra otras competencias que le fueron quitadas a la gestión de Guanipa que ni siquiera había comenzado? Preguntas que me hago desde mi inocencia.

Darwin Chávez|@darwinch857|darwinch67@gmail.com

Tags: